Flavio Molina Molina es originario del desparecido Batuc, donde vio la luz primera el 29 de Julio de 1930, hijo de don Amado Molina Quintana y María Molina Encinas.

Estudió la primaria en la Escuela Benito Jurez, en Batuc.

A la edad de catorce años ingresó al Seminario Conciliar de la Diócesis de Sonora.

Fue ordeando sacerdote a la edad de 24 años en el mes de mayo de 1955, por el obispo don Juan Navarreter y Guerrero.

Fue vicario cooperador de la parroquia del Sagardo Corazón de Jesús, en Navojoa por más de un año.
De ahí pasó al yaqui, donde fungió como vicario de la parroquia del Epíritu Santo, de Cócorit.

En 1957 fue trasladado a la Ciudad de Hermosillo, primeramente como vicario cooperador, y después fue  trasladado a la parroquia de Nuestra señora de la Asunción (Catedaral).

Después de cinco años de estar en catedral fue enviado a la parroquia de la Asunción de Aripez, donde permaneció por más de cinco años.

De nuevo fue enviado a la Ciadad de Hermosillo, haciéndose cargo de la Vicaría de San Francisco de Asís.

De allí pasó al barrio de Villa de Seris, para hacerse cargod de la parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria, pemaneciendo aquí durante doce años.

Depués de 31 años de labor sacerdotaal abandonó el ministerio, el 20 de diciembre  de 1985, para contraer matrimonio. Tuvo dos hijas.

En la presente gráfica  se ve al entonces gran sacerdote oficiando en la parroquia de Villa de Seris a la que sirvió por muchos años y en donde redactó  su investigaciones dejándonos alrededor de una docena de interesantisimos libros de Historia sonorenes, que cada vez más se hace necesario rescatar.