Hermosillo, SonoraDiciembre 5 de 2008. Viernes

 

Una agradable velada literaria encabezó Francisco Moreno Gil e invitados durante la presentación de su libro “Epigramario. La caricatura hablada”, la cual aglutinó a gente de la cultura, de la política, amistades y familiares del autor oriundo de Cananea.

La introducción corrió a cargo de Raúl Servín, José Luis “Cacho” Bojórquez y Miguel Ángel Murillo.

 

 Servín destacó que pocos son los escritores en atreverse a comunicar en la forma como Moreno Gil lo ha hecho, con epigramas, donde no perdona personaje alguno.

“Describe situaciones como la corrupción de manera muy singular, como cuando escribió que en la antigua Roma, Nerón exigía que la nación fuera honrada, para así poder robar él solo”.

  El presentador apreció los epigramas como el único medio de expresión en un estado totalitario.

  Por su parte, Bojórquez calificó el libro como un magnífico ejemplar, bien hecho, y dirigido a los espíritus libertarios que desean hacerse escuchar y defender sus sueños. Agregó, es un acierto moral para aquellos que se levantan en contra de las inequidades. 

  Sobre el libro, Murillo señaló que solo los grandes iniciados se han podido expresar mediante epigramas, lo cual ha quedado demostrado en tantos vestigios del pasado que prevalecen hasta nuestros tiempos, porque solo los artistas son capaces de, por medio de su obra, mantenerse en el tiempo.

  Indicó que el caso no es crear, sino dejar constancia de la creación, y la obra de Moreno Gil está repleta de pequeños universos fáciles de comprender, que invitan a la reflexión y son entretenidos. “Si no hay sentido del humor no hay literatura”, dijo el reconocido político y notario público. Murillo leyó algunos epigramas de Moreno Gil que ocasionaron carcajadas entre la audiencia.

  Posteriormente, se inició una sesión de preguntas y comentarios, donde resaltó la intervención del popular conductor de “Radioperiódico”, Fausto Soto Silva, quien recordó sobre los graves problemas de salud que ha tenido Moreno Gil pero gracias a su fuerza y voluntad de vida ha logrado sortear.

  También cananense, Ricardo Acedo Samaniego, líder nacional del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Radio y la Televisión (STIRT), quien viajó de la capital del país exclusivamente para estar presente en el acto, hizo un reconocimiento al autor por esa entereza con la que logró salir de esos trances, que en un momento le impedían caminar y hasta articular palabra.

  Al término, se disfrutó de un grupo musical, vino y entremeses, donde Moreno Gil firmó muchos libros y recibió un cúmulo de felicitaciones.