Sonora Magica

Donde Termina la cultura y empieza la carne asada…

Humberto Musacchio dona su biblioteca a la Universidad de Sonora

Humberto Musacchio dona su biblioteca a la Universidad de Sonora

Impulsado por el deseo de contribuir con la formación y el enriquecimiento cultural de estudiantes, aficionados a la literatura, investigadores y profesionales de diversos ámbitos, el periodista y escritor mexicano Humberto Musacchioha decidido donar su selecta discoteca y su biblioteca personal a la Universidad de Sonora.

Humberto MusacchioSegún expresó este autor de larga trayectoria que nació en 1943 en Ciudad Obregón, los materiales que a partir de ahora deberá resguardar la mencionada casa de estudios incluyen desde música mexicana de concierto hasta antiguas colecciones literarias centradas en Hispanoamérica.

Tras establecer un convenio con la institución universitaria elegida que le garantiza la preservación y difusión de los elementos donados, Musacchio aclaró de forma pública que esta iniciativa no surgió por la necesidad de desprenderse de una serie de objetos que le sobran, sino por sus ganas de compartir con los demás lo que él más ama y que le ha servido para desarrollar su producción intelectual.

Dentro de los libros que este respetado exponente del mundo de las letras ha decidido entregar a la Universidad de Sonora, informan desde “El Reportero de la Comunidad”, hay tres colecciones que, desde el punto de vista de Musacchio, merecen ser conocidas y apreciadas: “Historia del Periodismo en México”(serie compuesta por alrededor de mil volúmenes), “Arte Mexicano” (integrada por 400 unidades de diferentes formatos) e “Identidad Mexicana”, una temática que está formada por enciclopedias, guías informativas, textos históricos y referencias culturales sobre la tierra natal del autor.

 

Aunque todo este material que, en breve, comenzará a enviar Musacchio estará localizado en un solo lugar, en las últimas horas ha trascendido que tanto los discos como las publicaciones estarán al servicio de la comunidad universitaria en general, es decir, podrán ser consultados por estudiantes que no necesariamente sean alumnos de la universidad que los atesorará.