ENRIQUETA DE PARODI NACIÓ EN CUMPAS, SOBRESALIENDO POR SU TALENTO LITERARIO

Nació el 10 de mazo de 1897 en Cumpas, Sonora. Su nombre fue Enriqueta Montaño Peralta. Creció en una familia de escasos recursos. Desde pequeña tuvo la inquietud por la lectura. Se dice que desde los catorce años tuvo la necesidad de escribir (y a los dieciseis publicó su primer poema).

  Inició su carrera en 1917 como maestra en pueblos del estado como Tepache y Nacozari. Un año después, el 11 de enero de 1918, se casó con Alfredo Parodi Santoyos (de quien recibió el apellido de Parodi) con quien tuvo cinco hijos: Ofelia, Alfredo, Rubén, Roberto y Alejandro.

  En la década de los años treintas radicó en la Ciudad de México. El presidente Abelardo L. Rodríguez la invitó a que fuera Jefa del Departamento de Organización Social y Cultural, encargándose de las “Misiones Sonorenses de Superación Popular” a partir de 1945. Su papel consistió en fundar bibliotecas y escuelas en todo el Estado de Sonora. Se le considera la primera promotora cultural en el estado.

  Participó en el concurso de literatura organizado por el Congreso de la Unión en 1933. Enriqueta obtuvo el primer lugar con su libro Reloj de Arena. Después siguieron los siguientes libros: Cuarto de Hora (1936); Madre (1937); Sonora (1947, compilación de biografías); Ventana al Interior (1948); Mineros (1960, novela histórica); Alfonso Ortiz Tirado (1964, su vida en la ciencia y en el arte); Luis es un Don Juan; Cuentos y Leyendas; Biografía de Abelardo L. Rodríguez y, por último, Mi Anecdotario. Dejó un libro sin publicar, Dos Libélulas Ilustres, que versa sobre la vida de Netzahualcóyotl y Benito Juárez.

  Colaboró para varios periódicos y revistas en México y en el extranjero. Fue miembro del cuerpo de editores del periódico “El Nacional” en la ciudad de México y “El Informador” de Guadalajara, Jalisco. 

  Fundó el concurso del libro Sonorense en 1944. También formó parte del grupo encargado de la apertura de la Fundación Esposos Rodríguez que hasta la actualidad ha tenido el propósito de fomentar el desarrollo económico a través de becas para jóvenes hasta ahora. De 1967 a 1970, con Faustino Félix como Gobernador de Sonora, Enriqueta fue nombrada diputada local.

Falleció el 18 de junio de 1978 en Hermosillo, Sonora.

 


El Talón de la Salamandra

ALONSO VIDAL, GRAN IMPULSOR CULTURAL

POR ISMAEL MERCADO

Alonso Vidal estaba enterado del homenaje a su persona con motivo de la Feria del Libro 2006 que inició el 19 de septiembre. La fiesta cultural del año pasado (2005) se dedicó a Abigael Bojórquez, todo en las instalaciones de la Casa de la Cultura en donde durante una semana hubo eventos de variada índole.
Quienes desdeñan éstas por otras imprescindible cosas, no se orientan en significar a quien fuera no solo portentoso poeta, don Alonso, también a la par incansable promotor cultural.

Inquietos de la nuevas generaciones deben enterarse que allá en por los sesentas, nuestro Hermosillo sufía la pena por tener escasa vida en menesteres artíticos, y los sábados cuando podían darle vuelo a la hilacha de la legítima ociosidad, al contrario muchos morían de enfado comiéndose las uñas, restregándose el ombligo, o saliendo a la calle cual zafados sin rumbo, vamos, ni siquiera a rendirle culto a una siempre socorrida bohemia.

Empero, la magia apareció por rumbos de la Universidad, vía librería universitaria y entonces Alonso intenta los llamados “cafés literarios”, la cita siete u ocho de la noche en las entradas al museo, no faltes podrás preguntar por novedades editoriales, hojear libros y si tu economía lo permite adquirir algunos.
Pasaron semanas y cada sábado organizaba una charla con algún selecto ivitado quien motivaba a un público, no te creas único de estudiantes y maestros, no, de veras llegaban curiosos, personas que pasaban y les atrapaba el evento, y después solitos acudían, sabatinamente hablando. Alonso presentaba a quienes los traía “la uni” y luego hasta quedaban en volver con entero deleitado gusto.

Aquel que tuviera novedad lo hacía aquí entre nos, mientras saboreaba espumeante café y hasta galletas no de animalitos, bien con higo o fresa a nuestras apetitosas órdenes.

No preguntes a que se debe no siguió el programa, contestarlo no está en los planes de este artículo. Alonso Vidal creció con su númen poético al ganar varios concursos a nivel nacional y después le publicaron su esfuerzo haciéndole caso a la consigna en estimular contra tanta indiferencia en este aspecto.
Gajos de su historia dignos de anotar cuando años después motivaba a jóvenes a que leyeran sus primeros poemas, no importa fuesen en el Seven, sitio predilecto para pasar las noches sin el reclamo de lo obligatorio burocrático.

Su labor en la prensa al gestar suplementos como Bogavante para Información. En éste se dieron a conocer algunos que hoy figuran y otros aunque conocieron del placer en escribir, les atrajo mejor la ceremonia de las liviandades.

En Voces del Desierto, cultural de El Independiente, Alonso redactaba sobre otros sin soberbia del yo y quien me gana… Seguía con su vocación de impulsor cultural.
Hace más de siete años Alonso y el Cheyk conforman la Lecturas de la Lechuza, con juventud principalmente de la Universidad y proyectaban (proyectan) su creación no en exclusiva para Hermosillo, recorren en caravan a feliz por distinguidas unidades del alma mater en el estado.

Por esto, por evocar un algo de la actividad vidaleana y por la amistad entrañable que tuvo conmigo, comunico estas líneas mientras no se me olvida de Alonso sus siempre ganas de dialogar acerca de cualquier asunto, el pretexto era posicionarnos del lenguaje y juguetear con la sabiduría de no empacharnos.


LUIS REY MORENO GIL

Por Francisco Eloy Bustamante

EL CANTO DE LOS NIÑOS

Volvamos a arrullar a nuestros niños
Con un canto tan dulce que bese sus oídos
Volvamos a cantarles tan quedito
Como en un valle de colores tenues
petunias y jacintos.

Que en nuestra nostalgia ellos adviertan
el olor fresco de los bosques
el canto de los ríos
los rumores del mar
los vientos silbantes del desierto.

MANIFIESTO DEL DESAMOR
La idea compañero es estar en contacto
La idea es no perdernos
La idea es que no llegue un tercer día
Sin saber de nosotros
La idea es no darle un uso a la embriaguez
Y hacer reales nuestros proyectos más locos
La intención es que no se valga la lejanía ni el ostracismo
Sólo por no estar de acuerdo
La intención es que entendamos
Que somos miles de millones personas únicas en el mundo.

Luís Rey Moreno nació en Cananea, algunas imágenes del mineral lo delatan, como aquellas sugerencias de las casas de maderas que están tendidas en las faldas de las mesas; el romanticismo que emiten con gentes que a temprana hora se desesperezan viendo las “casa sin ventanas” de enfrente teniendo sólo el espacio distanciante que puede marcar el estrecho callejón en la pendiente.

“Que en nuestras nostalgias ellos adviertan el olor fresco de los bosques el canto de los ríos…”

En sus poemas “Hoy corté girasoles”, emplea sin duda términos del mineral, ese pueblo que llevará siempre en su mente y en su henchido corazón, aunque se vida haya echado raíces en la capital del Estado en donde se ha desarrollado intelectualmente, haciéndose un lugar en la literatura sonorense, cuya producción es menester promover más, ya que voces como a Luis Rey Moreno tienen ese algo especial que cautiva, como describía Efraín Huerta, “los hombres nunca saben cuanto de dulzura y cuanto quebradizo silencio hay en una poesía”.

Cuando apareció la obra antológica de Alonso Vidal sobre la poesía sonorense, leímos de cabo a rabo su contenido en donde destacan no pocos poetas nuestros; en honor a la verdad la lectura de los poemas de Luis Rey parafraseados por Vidal, nos despertaron una gran curiosidad, porque sus palabras emitidas como un silbido de canarios nos llegó hondo al corazón.

 


ENCUENTRO CULTURAL PRIMAVERA DE PALABRAS, “LAS MISIONES Y EL PADRE KINO”

lunes 25 de abril de 2011
III

Hermosillo, Sonora, México, marzo del 2011. Organizado por SIPEA SONORA, (Sociedad Internacional de Poetas, Escritores y Artistas, A.C.) y el Colectivo Cultural Hía Tehuikatzi (Voz Divina/Habla Sagrada, en lengua Ópata).
Hermosillo nuevamente se vistió de letras, música, danza, pintura y se hermanó en fraternidad y amistad con la presencia de grandes poetas, escritores y artistas del mundo. Nos visitaron de Guanajuato, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Baja California, Guerrero, Distrito Federal, Chihuahua, Sinaloa, Sonora, etc. estados de nuestro México querido y de países como Portugal, Venezuela, Colombia, Japón, Ecuador, Argentina, Estados Unidos de Norteamérica.
Plaza Bicentenario en Centro Histórico de Hermosillo, Sonora, México.

El tercer encuentro organizado por SIPEA Sonora y el Colectivo Cultural Hía Tehuikatzi Primavera de Palabras, “Las Misiones y el Padre Kino” y sexto Inter-Sipea en coordinación con el Instituto Sonorense de Cultura, que dirige la Lic. Poly Coronel; el Instituto Municipal de Cultura, Arte y Turismo dirigido por Lic. Alberto Nevárez; el Centro de Estudios Superiores del Estado de Sonora; la Universidad Kino quién además organiza los festejos por el tricentenario de la muerte del padre Eusebio Francisco Kino (1711-2011) bajo la coordinación del padre Jorge Cota rector de la universidad, entre otras y a quienes agradecemos siempre el respaldo que tienen para la Sociedad Internacional de Poetas, Escritores y Artistas de Sonora.

El día sábado 12 de marzo se llevó a cabo la inauguración del encuentro por parte de las autoridades de cultura tanto municipales como estatales así como la entrega de reconocimientos a nuestros invitados especiales en la Sociedad Sonorense de Historia, antigua casa-habitación del Diputado Manuel Uruchurto Ramírez, único mexicano que viajaba en el Titanic y quien cedió su lugar en el bote salvavidas no. 11 a una mujer neoyorquina.

Palabras de bienvenida e inauguración por director de IMACTUR Lic. Alberto Nevárez, presiden Cristina Murrieta López, presidente de SIPEA Sonora, maestro Armando Quijada, maestro Manuel Leyva Martinez, Lic. Ignacio Mondaca Director de Literatura en ISC en represenación de la Lic. Poly Coronel directora de Instituto Sonorense de Cultura y también Federico Castillo de Salas de Lectura.
En esta ocasión se le hizo un reconocimiento al maestroARMANDO QUIJADA HERNÁNDEZ por su aporte a las letras y sobre todo a la educación en el desempeño como maestro forjador de sonorenses de bien, así como historiador del Padre Eusebio Francisco Kino, misionero jesuita que justo este año se celebra el tricentenario de su muerte, 15 de marzo de 2011. El maestro Quijada es un hombre dedicado y comprometido no nada más con sus hijos y esposa, es un hombre forjador de nuevas generaciones a través de sus años dedicado a la docencia y la investigación.

Cristina Murrieta (Presidenta SIPEA SONORA), Maestro Armando Quijada Hernández, Maestro Manuel Leyva Martínez, Lic. Ignacio Mondaca director de Literatura del ISC, Lic. Alberto Nevárez Dir. IMCATUR y Lic. Federico Castillo director de Salas de Lectura.

Por primera ocasión se entrega un premio-reconocimiento “AL AMIGO DE SONORA”. Está basado en la Festividad de la Amistad que los Ópatas, realizaban durante el mes de marzo, porque ellos fueron una etnia que valoraban por todo lo alto al amigo. Reconocimiento otorgado al maestro Manuel Salvador Leyva Martínez, asesor vitalicio de SIPEA y gran amigo de las letras y la cultura, además que su apoyo incondicional a los encuentros en Sonora dejan testimonio de su interés por este pueblo sonorense.

Como grupo cultural tenemos claro la importancia que tiene para nosotros la sociedad en general como parte generadora de talento y también de las necesidades sociales y culturales que se requieren, por ello es que SIPEA otorga un espacio para que los niños de diferentes escuelas y grupos participen con lectura de obra propia y también de otros autores. En esta ocasión estuvieron con nosotros niños coordinados por la maestra Blanca Aragón y Febles, del Colectivo por las letras coordinado por Clara Luz Montoya y del Instituto Vanguardia Rosalba Yeomans.

Agradecimiento especial a las escritoras que no solo participaron en el encuentro cultural, sino que dejaron testimonio de su compromiso social y no dudaron en asistir a instituciones educativas y de asistencia social como: La Universidad Kino, El Colegio de Bachilleres de Sonora y el CRIT Centro de Rehabilitación Integral Teletón para presentar sus libros, charlas y conferencias.

El día viernes 11 en las instalaciones del Colegio de Bachilleres de Sonora, plantel Villa de Seris, y ante la presencia de alrededor de 100 jóvenes preparatorianos como inicio actividades en el encuentro la escritora Nori Brunori presentó su libro “Los invito a pasar”, San Genaro, leche y trigo. Con una excelente presentadora en la persona de la poeta y conductora del programa de radio “Noches sin Soledad” Stella Maris acompañadas ellas por el asesor de SIPEA SONORA, Obed González Moreno escritor, ensayista, poeta del Distrito Federal. Nori Brunori dejó testimonio que sabe entablar comunicación con los jóvenes quienes estuvieron muy participativos, de esta forma autoridades del plantel y SIPEA siguen aportando a la cultura y el arte.


El arte y la cultura es bien sabido que no están distanciadas de la investigación, la ciencia, y la medicina, etc. por el contrario día a día son mas a fines una de otra y entre ellas se dan la mano para buscar beneficios que le permitan a la sociedad en general encontrar la forma de tener un mejor nivel de vida y ello quedó claro con la conferencia de la escritora y poeta Carmen Rojas Larrazábal de Venezuela quien es especialista en Autismo y Parálisis Cerebral al impartir la charla-conferencia en el CRIT, Centro de Rehabilitación Integral Teletón sobre AUTISMO; “La Integración Sensorial como Tratamiento Esencial para Aumentar la Calidad del Comportamiento y del Aprendizaje.” Y “Templetes Visuo-Cognocitivos del Aprendizaje”

Su sensibilidad no es solo en las letras, que también quedó demostrado con la presentación de su libro de poesía “Quince Minutos Bajo la Lluvia” dentro del encuentro cultural, porque ella es una mujer que tiene muy firme su misión de ayuda y cada vez que es factible y se requiere su apoyo es mujer incondicional para brindar sus conocimientos profesionales y así lo hizo ante auditorio lleno con padres de familia, niños y jóvenes con problemas de autismo, ante médicos, psiquiatras, terapistas, psicólogos, etc. Muchas gracias Carmen por tu apoyo a la medicina sonorense como también más que agradecidos por la disposición y apoyo de Jeannette Molina, Vocal Ejecutivo del Consejo Estatal de Discapacidad, DIF Sonora y del director del CRIT Lic. Jorge Alcántara Aguileta.
CRIT. Centro de Rehabilitación Integral Teletón, Hermosillo, Sonora, México.

Carmen Rojas Larrazábal y Asociación Sonorense de Padres Niños Autistas. Carmen con Jeannette Molina, Vocal Ejecutivo del Consejo Estatal de Discapacidad, DIF Estatal.
La escritora, poeta, conductora y gran ser humano Laura Hernández Muñoz de Guadalajara, Jalisco Presidenta de la Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de México y además editora de laRevista Mundo ALIJME A.C. sobre literatura infantil y juvenil, fue otra de las visitantes distinguidas dentro del encuentro cultural que también dejó gran sabor de boca al realizar una charla-presentación de su novela histórica A Golpe de Casco sobre la obra del Padre Eusebio Francisco Kino, en la Universidad Kino y así mismo hizo la presentación del libro dentro del encuentro cultural.

Su labor altruista queda de manifiesto también al convocar a través del CRIT, Centro de Rehabilitación Integral Teletón a padres de familia con niños del Síndrome Dwan y terapistas del centro a la presentación especias de un libro maravilloso no solo en su presentación, colorido, sino por el tema que narra en formato de cuento, Los niños Dwan. Realmente fue muy emotiva la presentación de este bello libro sobre todo por la labor social que realiza y busca Laura Hernández el de concientizar y ver lo difícil que es interactuar con ellos si no sabemos cómo hacerlo porque al final de cuentas son solo niños especiales y que nosotros desconocemos en la mayoría de los casos como actuar o comportarnos ante ellos.

Laura Hernández Muñoz, en las Instalaciones del CRIT, Hermosillo, Sonora.
Laura Hernández y Grupo Responsabilidad Social Oxxo Cristina Murrieta, Laura Hernández, Lic. Jorge Alcántara director CRIT, Jannette Molina Vocal Ejecutivo del Consejo Estatal de Discapacidad, DIF Estatal y Obed González escritor, ensayista del D.F.

Gran actividad se ha tenido en la ciudad de Hermosillo durante estos tres días que se realizó el encuentro y uno de ellos fue motivado por la variedad, cantidad y calidad de libros presentados dentro de Primavera de Palabras de diferentes autores que nos visitaron así como autores locales y la propia Antología que el Colectivo Cultural Hía Tehuikatzi y SIPEA SONORA edita con los autores que asisten al encuentro y otros solo envían obra. En esta ocasión la portada es una pintura ex profeso para el encuentro del reconocido pintor sonorense Manuel Romo Encinas con motivo de Las Misiones y el Padre Kino.

Presentaron sus libros autores como Bella Clara Ventura de Colombia “Paz, Sicaria de la Lágrima tema: Poesía donde nos hace una fuerte llamado a la hermandad; Zaida Cristina Reynoso de Guadalajara presentó “Bajo el Signo de Selene”, tema: Cuentos que nos hablan del grave problema de violencia que atraviesa la mujer; Ramón Chavez García de Ecuador su libro “Poesía Ensoñación y Ternura” y también el libro “Ecuador Manta en la Historia; la escritora y poeta Mary Guzmán de Tijuana su libro “Poesía-Terapia” libro que nos guía para sanar.

Del Distrito Federal Javier Gaytán presenta “Jauría” poesía; Clara Luz Montoya de Hermosillo su libro de poesía con erotismo fino “Ecos Íntimos” ; desde Portugal el escritor Joao Sevivas nos dejó sus letras en el libro “Esquinas de Vidro” tema: Poesía y su libro canapé “El poeta no “es” el poeta “siente”; Laura Hernández Muñoz presentó dos libros una novela “ A Golpe de Casco” sobre la obra del Padre Kino y uno de cuento “Redondel” que nos deja ver las situaciones con niños de Síndrome Down; de Hermosillo Víctor Estupiñán causó polémica con su ensayo “El Alma Obscena del Mexicano”; Carmen Rojas Larrazábal nos dejo su sentida poesía en “Quince Minutos Bajo la Lluvia”; Stella Maris de Argentina presentó Antología de escritores nacionales e internacionales “Noches sin Soledad”.

También de la Argentina la escritora Nori Brunori nos invitó a conocer de su vida con sus cuentos en “Los Invito a Pasar, San Genaro, Leche y Trigo”; Ernesto Kahan estuvo presente en la voz de Clara Luz Montoya con su libro Canapé de “Tankas Encadenados” ; Akira Takenami de Japón presentó su libro Canapé de Haikus “Grullas de Papiroflexia”; Victoria Romero presentó también su libro Canapé de Tankas, “Ave entre Azules”; del Estado de México Félix Cardoso Fuentes nos trajo su poesía llena de erotismo en los libros “Trazos en la Piel” y “Navegar en la Piel”.

El maestro Manuel Leyva Martínez y la poeta Elizabeth Leyva Rivera presentaron la colección de 5 tomos de POESÍA IBEROAMERICANA SIGLO XXI con autores de los 5 continentes que fueron presentados en diferentes Congresos Mundiales de Poesía de la Academia Mundial de Arte y Cultura afiliada a la UNESCO.

Por supuesto que fue presentada nuestra antología III Encuentro Cultural Primavera de Palabras, “Las Misiones y el Padre Kino” por la presidenta de SIPEA Sonora, Isabel Cristina Murrieta López, el maestro Obed González Moreno asesor y por Calos M. Valenzuela Quintanar vice-presidente de SIPEA Sonora que esta ocasión la integran alrededor de 60 escritores de varios países. De gran importancia para SIPEA Sonora, la Edición Especial de la Editorial Zatachy sobre “Breves Comentarios al Manuscrito, Favores Celestiales…del Misionero J.S. Eusebio Francisco Kino, por el Prof. Armando Quijada Hernández

Cada año que se realiza el encuentro es considerada por su importancia dentro de las artes un espacio a la pintura y la escultura, en donde se exhibe en exposición colectiva pinturas de artistas de la plástica de reconocida trayectoria así como artistas que inician o con menos tiempo dentro de esta disciplina. En esta ocasión siguiendo la temática del Padre KIno, la mayoría de la obra expuesta era con relación a las misiones, o en su defecto al entorno del estado de Sonora en cuanto a Vegetación y en técnicas varias.
Exposición que fue inaugurada por el Director del Instituto Municipal de Cultura, Arte y Turismo IMCATUR Lic. Alberto Nevárez Grijalva.

Corte del listón Exposición Colectiva de Pintura por Lic. Alberto Nevárez director IMCATUR le acompañan Cristina Murrieta Presidenta SIPEA Sonora, Silvia González (pintora) Guillermina López (pintora) Manuel Romo (pintor) Juanita de López y Carlos Valenzuela Q. Vice-presidente SIPEA Sonora.

Obra: Las Misiones del Padre Kino de la pintora francesa: Flora Lacroix Colección Uni Kino

Obra del pintor sonorense Manuel Romo Encinas.

Obra de la pintora guanajuatense y sonorense por adopción Silvia González Ascencio.

Obra de la pintora sinaloense y también sonorense por adopción Guillermina López y Desaev Álvarez Jaime (Taxco, Guerrero)

De gran relevancia por los temas y géneros literarios expuestos durante las mesas de lectura resultó Primavera de Palabras, donde dejaron su huella y presencia cada uno de los escritores y poetas que nos visitaron. Lo mismo fue en la presentación de los diferentes libros como de obra que se dio lectura o bien recitada y donde las fotografías nos hablan por sí solas de ello.

Guillermo Murray, Guille López y Miguel A. Bonillas (Hermosillo) Félix Cardoso (Edo. México) Lorena Sosa (Chihuahua) Ma. Ángeles Rebolledo (Edo. México) Mara Abdala, Silvia Manríquez y Gpe. Gálvez (Hermosillo).

Obed González (Distrito Federal) Stella Maris (Argentina) Alfredo Garibo, Elizabeth Rivera, Liz Castro, Luis Torres, Socorro, Oralia Rodríguez delegación SIPEA Tijuana.

Victoria Romero (Guanajuato) Joao Sevivas (Portugal) Clara Luz Montoya (Hermosillo) Ernestina Ramírez (Hermosillo) Akira Takenami (Japón) y Bella Clara Ventura (Colombia).

Joao Sevivas (Portugal) Mary Guzmán (Tijuana) Obed González (Distrito Federal) Victor Estupiñán (Hermosillo) y Dr. Enrique Noriega (Cd. Obregón).

Maestro Manuel Leyva Martínez y Elizabeth Leyva Rivera (SIPEA Tijuana) Carlos M. Valenzuela, Cristina Murrieta López (SIPEA Sonora) y Obed González (Distrito Federal).

Lourdes Galindo (Hermosillo) Laura Hernández (Guadalajara) Akira Takenami (Japón) y Ramón Sánchez (Ecuador)

Vilma Edith Pérez (Cd. Obregón) Zaida Cristina Reynoso (Guadalajara) Maestro Edmundo Jaime (Taxco, Guerrero) Edwin Alvares Jaime (Taxco, Guerrero).

Carmen Rojas Larrazábal (Venezuela) Maestro Armando Quijada (Hermosillo) Claudia Maciel (Hermosillo) Javier Gayán (México) Cristina Sainz (Huatabampo).

Alfredo Garibo (Tijuana) Elizabeth Rivera A. (Tijuana) Liz Castro Rivera (Tijuana) Socorro Lara (Tijuana) Oralia Rodríguez (Tijuana) Yolanda Treviño de Fernández (Hermosillo) y Blanca Aragón y Flebes, (Hermosillo).

SIPEA SONORA, es una asociación cultural donde convergen casi todos si no es que todos los géneros del arte y la cultura y dentro del marco del tercer encuentro Primavera de Palabras, no podía faltar la música, popular y el Bell Canto que gracias a la disposición, gentileza, profesionalismo y talento de la Maestra y Directora General del Coro de la Universidad de Sonora, la Soprano Maribel Ferrales así como el talento y maestría interpretativa del distinguido pianista el Maestro Héctor Acosta fue posible disfrutar de una noche del “CONCIERTO GALA DE MÚSICA LÍRICA”

El programa interpretado por el Coro de la Universidad y por grandes solistas como: Luis Castillo, Liliana Vázquez, Nadia D. Lamadrid, Christopher Roldan, Octavio Acosta, Antonio Tapia, Tito Clemente, Rodolfo Guzmán, Alan Alvares, llenando de sensibilidad y magia la noche del viernes en un bello escenario como lo es el auditorio de la Sociedad Sonorense de Historia, A.C. Interpretaron temas de autores como: G. Verdi, P. Mascagni, J. Strauss, G. Puccini, Moreno Torroba, Agustín Lara, Manuel M. Ponce, María Greve, Juan Gabriel, F. Méndez, etc,

Coro de la Universidad de Sonora, dirección de la Soprano Maribel Ferrales, acompañados al piano por el maestro Héctor Acosta.

Nadia D. Lamadrid y Christopher Roldan y el Coro de la UNISON. Soprano Maribel Ferrales y Coro de la Universidad Sonora

Mary Guzmán (Tijuana) Liz Castro (Presidenta SIPEA Tijuana) Soprano Maribel Ferrales, Luis Torres, (Tijuana) Félix Cardoso (Estado de México) y nuevamente nuestro amigo Luis Torres (Hermosillo-Tijuana).

Soprano Maribel Ferrales, Akira Takenami (Japón), Isabel Cristina Murrieta (Presidenta SIPEA SONORA), Bella Clara Ventura (Colombia) Pianista Héctor Acosta, Laura Hernández Muñoz (Guadalajara), Carlos M. Valenzuela Q. (Vice-Presidente SIPEA SONORA), Mary Guzmán (Tijuana) y sentado nuestro amigo Félix Cardoso (Estado de México).
José Luis Rodríguez Ávalos y Ruth del Río del Colectivo Artístico Morelia, A.C.

Una persona culta no es la que lee más libros, tampoco la que se viste mejor, mucho menos la que posee riquezas. La persona culta es aquella que tiene conciencia de su papel en el mundo y lo ejerce con libertad, dice José Luis Rodríguez Ávalos. El trabajo del Colectivo ha venido realizándose en el sentido de la concientización cultural, que ha puesto en práctica en pequeños sectores de la sociedad, con resultados excelentes.

El proceso de trabajo del Colectivo nació de investigaciones que realizó Rodríguez Ávalos en torno a la lectura y la educación. La lectura no es asunto de libros, la mejor lectura no está en los libros sino en la vida, en lo cotidiano.

El proceso de trabajo del Colectivo es propiciar en niñas y niños el conocimiento y desarrollo de la lectura como una forma de reconocer y apropiarse de su entorno: aprenden a leer su casa, a su familia, su calle, su colonia, su escuela, su ciudad. Y a ellos mismos. La lectura de la realidad es un proceso que nos lleva a la concientización, y la concientización al desempeño de nuestras funciones íntimas y sociales de una mejor manera, con mayor capacidad de vida.

La concientización cultural da libertad. Tomado de la SIEGA, literatura, arte y cultura.
Y justamente José Luis y Ruth estuvieron en Hermosillo durante el Encuentro Cultural Primavera de Palabras y se apropiaron del entorno para desde el Hotel Sede del encuentro, El Hotel Kino, trasmitir su programa de radio que celebra ya 32 años al aire EX LIBRIS, mismo que le han valido al Colectivo Artístico Morelia obtener un Diploma al Mérito Cultural por la Universidad de Matanzas, Cuba; un reconocimiento del Encuentro Internacional de Escritores Pacífico-Lázaro Cárdenas, en Ciudad Lázaro Cárdenas, y el Premio Nacional de Promoción de la Lectura en México.

Para nosotros como organizadores de Primavera de Palabras, “Las misiones y el padre Kino” es un gran honor que haya realizado su programa en directo desde Hermosillo, Sonora, México para el mundo con entrevistas a varios escritores y sus comentarios sobre el desarrollo del encuentro. Gracias amigos por su solidaridad y por la difusión que hacen a la cultura y el arte en general.

Ruth Reyes de Radio Ex Libris (Michoacán) Nori Brunori (Argentina) Cristina Murrieta (SIPEA Sonora) Bella Clara Ventura (Colombia) Mary Guzmán (Tijuana) y Carmen Rojas Larrazábal (Venezuela).

Obed González (Distrito Federal) Ruth del Río (Michoacán), Victoria Romero (Guanajuato) Ruth del Río (Michoacán) Carlos M. Valenzuela (Sonora) José Luis Rodríguez Ávalos (Michoacán), Carmen Rojas Larrazábal (Venezuela) y nuevamente Ruth del Río de (Michoacán).

Las costumbres y tradiciones de un pueblo son parte esencial de la identidad y sus raíces. En Sonora existe el Grupo Estatal de danza Folklórica Mazochoquim (Venado de las Estrellas) de trayectoria internacional. Fue creado el 8 de octubre de 1973 por el maestro de danza e investigador, Mario Gaviña. En la actualidad este grupo que ha representado a Sonora tanto a nivel nacional como internacional tiene varios premios y reconocimientos por su calidad interpretativa y por la investigación en relación a la danza y creencias de los pueblos indígenas del estado como del país.

En el encuentro Primavera de Palabras, Mazochoquim bajo la dirección del maestro Mario Cesar Gaviña Salazar, presentaron “Esto es Sonora” un recorrido por las etnias del Estado como: Los Yaquis, con la Danza del Venado; Los Seris con “La festividad de la Pubertad”; Los Ópatas con Matachines de Mátape; Los Mayos con la Danza del Pajcola, etc.

Danza del Venado, Etnia de los Yaquis Danza De los Fariseos o Chapayecas (Festividad religiosa Semana Santa)

Danza de Los Matachines de Mátape, Etnia de los Ópatas. Baile o festividad de la Pubertad, Etnia de los Seris.

Durante el Encuentro Cultural, se coordinó una mesa de grandes mujeres de la literatura, quienes estuvieron dando sus puntos de vista desde su perspectiva de la mujer en la cultura, basada en su propia experiencia a través de su caminar en ella. Esta mesa redonda fue dirigida por la Presidenta de SIEPA SONORA, Isabel Cristina Murrieta López. Cabe destacar que fue la mesa de cierre con el que se dio por terminada las actividades del encuentro, una mesa que llamó mucho la atención por la participación de las mujeres que en ella intervinieron y es primavera vez que en Primavera de Palabras se realiza y como dejó muy buen sabor de boca, será seguramente una mesa institucionalizada en cada encuentro de marzo pero… también sabemos que haremos una mesa de hombres porque queremos también tener nuestro espacio para que después interactuar entre todos.

En esta ocasión nos acompañó en la Mesa de Mujeres; Elizabeth Leyva Rivera (Tijuana) Presidenta Emérita de SIPEA Tijuana; Laura Hernández Muñoz (Guadalajara) Presidenta y fundadora en México de ALIJME, A.C. (Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de México); Stella Maris Facciolli (Argentina) Escritora y Conductora del Programa Radial “Noches sin Soledad”;Zaida Cristina Reynoso (Guadalajara) Becaria del FONCA y preside el Colectivo Cultural “El Quijote” con diez encuentros realizados; Carmen Rojas Larrazábal (Venezuela) Terapista especialista en niños con Autismo y Parálisis Cerebral además que sensible y talentosa poeta;Victoria Romero (Guanajuato) Presidenta de SIPEA Guanajuato y la dinámica Bella Clara Ventura (Colombia) Embajadora por Colombia del Movimiento de Poetas del Mundo.

En todo evento es de gran importancia la integración entre los invitados y participantes y por supuesto que el Encuentro Cultural Primavera de Palabras, “Las Misiones y el Padre Kino” no fue la excepción y como organizadores del mismo se buscó que todos departieran tranquilamente con nuestras comidas tradicionales y eventos musicales a cargo de grandes talentos del canto y la música del estado. Entre ellos Reyna Ochoa, Ernesto Vázquez, Adán Valenzuela, Bethlem Marian, Hilda Castillo y Avelino Vega un Bohemio de Siempre.

Gratos son los recuerdos que nos trasmiten las fotografías y grato es sentir la fraternidad y amistad que los encuentros de SIPEA logran, y para muestra les dejo una serie de fotografías delRompe-hielos el día viernes 11 en las instalaciones del Museo de Arte y Culturas Popularesantigua “Casa Hoffer”; la Cena de Gala el sábado 12 de marzo que se llevó a cabo en el Casino del STIRT (Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Radio y Televisión) y la comida Típica de Sonora el domingo 13 como despedida del encuentro (Carne Asada) en el Restaurant Sonora Querida. A disfrutar de nueva cuenta estas imágenes quienes estuvimos en ellas y quienes deseen pasarla bien les invitamos el próximo marzo del 2012 a convivir, intercambiar impresiones, disfrutar de los amigos y sobre todo llevar y traer la cultura y el arte a la sociedad y a nosotros mismos.

Gracias amigos todos, por haber hecho acto de presencia en el III ENCUENTRO CULTURAL PRIMAVERA DE PALABRAS, “LAS MISIONES Y EL PADRE KINO” Y SEXTO INTER SIPEA. Como organizadores del encuentro agradecemos profundamente su participación, fraternidad, talento, calidez, amistad y sabemos que ustedes son parte fundamental del éxito que se ha logrado porque sabemos no es fácil viajar con sus propios recursos desde tierras tan lejanas.
A todos los visitantes sabemos que Hermosillo, ciudad del sol, les ha tratado con respeto y calidez y ello es parte fundamental del objetivo del encuentro y quedamos a la espera de su pronto regreso

Cristina Murrieta López y todos aquellos que hicimos algo para que su estancia en Hermosillo en estos días haya resultado placentera les damos las gracias, de la misma forma que nuevamente SIPEA SONORA, agradece profundamente el gran apoyo de las instituciones públicas, y empresas privadas que gracias a ello ha sido posible realizar nuevamente en Hermosillo el III Encuentro Cultural. Gracias especiales a nuestro amigo, maestro y asesor MANUEL SALVADOR LEYVA MARTÍNEZ por su labor incondicional y su gran apoyo para la realización del encuentro mediante la gestión de convocatoria. Abrazo especial y muchas gracias a los dignos representantes del arte y la cultura de los países que nos visitaron esta ocasión: Venezuela, Colombia, Argentina, Ecuador, Japón, Portugal, Estados Unidos.

Por ello hacemos patente el apoyo siempre de: Instituto Sonorense de Cultura; Instituto Municipal de Cultura, Arte y Turismo; Universidad Kino; Centro de Estudios Superiores del Estado de Sonora; Universidad de Sonora; H. Ayuntamiento de Hermosillo; Secretaría de Educación y Cultura; Colegio de Sonora; OCV Oficina de Convenciones y Visitantes; Sociedad Sonorense de Historia, A.C.; DIF Municipal; CRIT Centro de Rehabilitación Integral Teletón; Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Radio y la Televisión; Colegio de Bachilleres del Estado de Sonora; Oficina de Enlace Diputado Manuel Acosta; Coordinación de Fomento de Turismo; Salas de Lectura; Empresa Coca-Cola; Olimpus Café; Semanario Primera Plana; Periódico Kiosko Mayor; Periódico Dossier Político; y a todos los medios en general por la difusión y apoyo que nos brindan.

GRACIAS AMIGOS, HASTA SIEMPRE, QUE SIPEA SONORA SEA PARA TODOS USTEDES SU CASA EN HERMOSILLO.


EL LEGADO DE ENRRIQUETA DE PARODI

Por Elizabeth Cejudo Ramos*

Dicen sus allegados que fue una niña precoz. De esas superdotadas que nacen rara vez. Su primera actividad profesional fue en el magisterio. Alguna vez fue casada pero de su ex esposo sólo conservó el apellido. Su atrevimiento, ese de ser una mujer con cinco hijos y aún así tener el valor de partir a la capital del país a cumplir su objetivo de ganarse la vida como escritora, la hizo merecedora de permanecer en nuestra memoria.

Enriqueta Montaño Peralta, mejor conocida como Enriqueta de Parodi, fue una de las mujeres sonorenses más prolíficas de su tiempo (quizás también del nuestro), con una producción literaria de 11 obras. Enriqueta es recordada como una escritora exitosa, tal vez es por ello que poca atención se haya puesto en estudiar su producción periodística que abarcó más de 50 años y una decena de periódicos que religiosamente guardaban un espacio para las ideas de la escritora.

Gracias a una investigación, me fue posible estar en contacto con las colaboraciones periodísticas que Enriqueta de Parodi publicó durante la década de los treinta en los periódicos El Tiempo y El Pueblo, de Hermosillo, Sonora. Es innegable que la figura de quien posteriormente se convertiría en diputada local, es protagonista en el desarrollo informativo de esos diarios.

Si bien es cierto, su opinión era reproducida en el espacio que era permitido entonces para las mujeres, la sección editorial, Enriqueta no se limitaba en sus temáticas. Ya escribía un tratado extenso sobre el problema del campo mexicano, ya luchaba contra el alcoholismo, ya contaba anécdotas sobre la bondad y la crisis de la institución matrimonial.

Musa roja de la revolución mexicana Enriqueta fue producto de su tiempo. Su niñez fue enmarcada por el espíritu revolucionario. Su propio padre, luchó en las fuerzas anti porfiristas, eso fue un hecho que marcó su pensamiento, pues en sus obras estaría representada la idea de progreso como elemento de integración nacional.

Su carrera nace y es impulsada en medio de los gobiernos pos revolucionarios. El periodo cardenista (1934-1940) fue testigo del desarrollo intelectual y social de la escritora originaria de Cumpas, Sonora.

En general los gobiernos posteriores a la revolución, buscaban cumplir los objetivos que dieron origen a esa guerra civil que convulsionó la nación pero que también tuvo una influencia muy interesante sobre todo movimiento social en Latinoamérica, pero fue particularmente Lázaro Cárdenas, quien se propuso construir una maquinaria para lograr el cumplimiento de esos idearios a partir de una marcada política nacionalista.

Enriqueta cumplía muy bien con los requisitos que planteaba el discurso revolucionario: la mujer debía estar enterada y de acuerdo con la causa pero sin descuidar su labor como madre y esposa.

Sus textos, al menos los revisados para mi investigación, estuvieron siempre de acuerdo con las políticas gubernamentales, quizás visto desde ojos actuales, esto podría entenderse como una parcialidad pactada por Enriqueta y las altas esferas de gobierno, pero después de conocer su historia a través de sus propias palabras, es posible afirmar que ella estaba convencida de sus letras y de la viabilidad de los proyectos que las administraciones estatales y nacionales promovían para llevar al país al tan anhelado progreso.

Enriqueta no fue la única, muchas escritoras locales y nacionales compartían sus ideas, a través de agrupaciones femeninas, grupos de obreros intelectuales y otras organizaciones promovían desde sus trincheras el cambio en el país. Una de las mujeres con quien hizo una fuerte amistad, fue Concha de Villareal, una profesora originaria de Coahuila, quien también colaboraba en la prensa local.

En una ocasión, a propósito de la presentación de uno de los libros de Enriqueta de Parodi, escribió un 29 de septiembre de 1936 en El Pueblo: “Todos han tenido muy buenos comentarios, pero a todos se les olvidó decir que esta cuentista y cronista mexicana, es una de las musas rojas de nuestra Revolución”.

Es de muchos conocido que Enriqueta colaboró con diferentes administraciones estatales y fue impulsora de diversas acciones gubernamentales que promovieron la difusión de la cultura en Sonora: la creación de bibliotecas, el concurso estatal de libro, la instalación de algunos jardines de niños entre otras acciones, fueron reflejo del interés de la autora por difundir la alta cultura en la región, empresa que continuó hasta los últimos días de su vida.

*Asistente del Programa de Maestría en Ciencias Sociales de El Colegio de Sonora,

beth2814@hotmail.com


La realidad virtual y digital de la poesía

Carlos López, comparte este ensayo aprovechando el próximo festejo del Día del Poeta virtual, el 31 de octubre.

Por Tomado de internet /

Dia de publicación: 2010-10-09

Después de la invención de la imprenta y la prensa, cada progreso en la tecnología de la comunicación y difusión masiva dosifica (pues, todo se da por grados y etapas) otro impulso a las fuerzas progresistas de la cultura. Desde siempre, el impulso dosificado para la cultura acontece porque se lucha contra el vicio y el entretenimiento frívolo-compulsivo que degradan a sus auditorios y a las sociedades. Estos siempre han existido y son fuerzas a vencerse. No obstante, los educadores y creadores han estado a la vela entre los primeros para sacar provecho de cada novedad tecnológica, conllevándola a que cumplir tareas de responsabilidad.
La tecnología digital ha abierto nuevos espacios a los pensadores, poetas, escritores y artistas, para difundir sus obras, adquirir público lector y presencial, animar diálogo y crítica y, en mayor medida, auto publicarse en condiciones de menor costo monetario y, a la vez que se propicie un crecimiento de las posibilidades expresivas en libertad y sin los perjuicios, trabas y demandas que la industria del libro tradicional, o factores externos como la censura y el acogimiento en las librerías presentan ante los alegados mitos del «gusto público». O lo que es o no es lucrativo.
La iniciativa de festejar cada 31 de Octubre (como Día del Poeta Virtual) y que instituyeron las redes comunitarias de poetas, gracias a Rosemarie Parra, motiva a los cultivadores de la crítica cultural a acercarse al fenómeno del espacio digital, que es mediáticamente la nueva tertulia, el salón y el medio virtual, en que dialogan el poeta y sus críticos, amén de los lectores ocasionales. La pluma y tinta del poeta hoy se transforma en pixeles y su papel es una pantalla de vidrio, donde han de combinar las sinapsis electroquímicas de la punta de los dedos y el procesamiento mental con que un creador organiza su poesía.
Me gustaría referirme a las significaciones del nuevo campo de la digitalización de la tarea literaria y su impacto en la cotidianidad de los autores, inclusive de aquellos que no aspiraron a publicar libros en papel, por el entusiasmo que crea integrarse a las posibilidades de los hiperespacios virtuales. Más no es el final del libro en papel. Lo que ha nacido es un nuevo formato y un canal permanente de distribución. Puntualizaría qué ha traído la internet, al proveer su espacio al poeta, y cómo se ha transformado la interacción entre autores, lectores y artistas.
Si bien, el Día del Poeta Virtual es un homenaje a él, el que versa, con su reconocimiento se implícita a todo trabajador de la cultura, en el mundo de las letras y, aún de la educación, porque uno y cada uno de los poetas, de ayer al presente, es sobre todo una persona, previamente alimentada, con literatura de todos los géneros, aunque manifieste sus preferencias por alguno, el que cultiva por lo menos. Y es, además, fenómeno frecuente que un poeta cultive alguna modalidad de la prosa, sea el cuento o la crítica, la novela o el teatro. Trabajadores de la palabra, el poeta y otros, todos están, en suma, en función educativa, activa o pasiva ante quien ofreció antes el relato, o el pensamiento filosófico y periodístico. O la educación primera y básica.
LA MULTIFORME PLATAFORMA DE NUESTROS TELARES: El «espíritu poético» (y ésta es una metáfora que exploro abundantemente en mis libros) es el más dulce de los «vuelos» porque el poeta, como muchos prosistas lo son, por igual, representan en conjunto los sustentadores literarios de la sensibilidad humana. Son vanguardia del sentimiento en cuanto expresan y preservan la noción del corazón humano como la puerta más accesible hacia la convivencia y el conocimiento. El corazón humano es el «pastel», o si se quiere, la más blanda y dulce naturaleza del hombre y la vida. Y llama… si un pastel llama a todo el que lo quiere probar y alimentarse de él.
Entonces, al obrero de la miel, obrero de las palabras como elíxir nutricio y polen de flores, puede llamársele las «abejas» del mundo y su verdadero cosmos es fabricar lo dulce y emotivo que llama a consciencia, a exhortaciones humanizadas. Y, por su fruto, las abejas de la creatividad / poética / son las más aptas para dialogar con las moscas / catadoras básicas de la miel de nuestros frutos. Si es cierto que todo lo dulce, atrae a moscas y hormigas, bendígase a las moscas que suben al pastel de nuestro trabajo y son lectores. Y bendígase al ave cantarina, que se ha alimentado del néctar de las flores y, en agradecimiento, da sus trinos al volar.
En esta plataforma simbólica de sensibilidad y dulzura, la metáfora insectívera es útil, porque bien que somos abejas y hormigas, arañitas organizadoras de cierto producto, hacemos caminos o agujeros hacia el panal del corazón humano, o entradas hacia la subjetividad,. Del subterráneo reino de la hormiga laboriosa, se infiere una organización de redes sociales, a un nivel menos perceptible tal vez que las redes que organizan los políticos y dirigentes sociales, con sus comités, mas hay una lección de cooperación, solidaridad y trabajo, si nos vemos como hormiguero virtual de poetas…
En la historia de la literatura, a los poetas les ha tocado vivir la anonimia y la incomprensión como hormigas bravas; que son las que pican y levantan ronchas (y pienso en los escandalosos Lord Byron, Shelly o el visionario William Blake, o entre hispanohablantes, duendes como Valle Inclán o Lorca), pero, en adición, al parecer, desde aislados hormigueros, todos elaboran formas de consciencia y convivencia: la bohemia, la tertulia, el salón contra las malas tradiciones de la insolidaridad y las convenciones sociales, hipócritas y opresoras. A los artistas siempre les ha gustado la comunalidad, en limpieza y en franqueza crítica, sanamente opositores a lo que no es dulcemente social y benéfico. Esto es una de las razones por las cuales lo poetas son visionarios y reformuladores de lo social. El agujero de la subjetividad creadora que sea higiénico y no participe de opresiones externas. La cueva / el panal / la tertulia / del creador / cuando se
conozca que sea porque allí, como taller, emergerá lo más bello, libre y encantador, lo mejor que pueda nacer del corazón de hombres y mujeres.
VISIBILIDAD PERMANENTE: Por fortuna, la tecnología de la comunicación ahora puede dar a los exploradores de ese mundo humano de los poetas una visibilidad permanente. Y estos intelectos atípicos de la generosidad y la pureza social e interior, ya sin inquisidores, pueden exponer la multiforme naturaleza de su sabiduría. No se tratado jamás de conspiradores; pero, sí de quienes se han tomado, desde tiempos remotos, la responsabilidad de ser vanguardia de una ideología de convivencia, donde el corazón es la puerta: la Dalet y los umbrales de Dalet van al espíritu, aunque haya Abejas Bravas en los portales de entrada.
COMO MARIPOSAS: Nunca las criaturas menores (a tener con esta metáfora insectívera) han representado en la intuición de los poetas la inferioridad que pueda pervivirse en la anonimia, frente a las luces y poder de lo externo; sin embargo, es gracias a la tecnología de la comunicación, que las arañas y las hormigas, lo minúsculamente aparente, entre lo laborioso, sale a la luz. La internet ha convertido al espíritu poético en mariposas. Con ésto significo que la creación literaria es la culminación de las transformaciones. Un quehacer hacia la inmortalidad y la belleza que nos recuerda la metamorfosis de la mariposa, a partir de larvas y capullos que parecían no tener vida ni encanto.
EL ARTISTA VIRTUAL Y EL POETA: Todo artista es custodio de una telaraña. Tiene las mañas y salivas (potenciales verbos de humedad creativa y primicial) que vemos en la Gran Madre egipcia / el Destino, o la Araña cética que representa la Unidad de la Vida. No son, en rigor, símbolos de lo Devorador, sino de consciencia impregnada de totalidad. Sin embargo, sólo en el estudio de los telares se puede entender la belleza de estos mensajes, que son poéticos, metáforas de la creación en lo telúrico. La tecnología de la comunicación ha permitido que lo insectívero del telar, el panal y el agujero, muestren sus verdaderas leyes y servicios. Que el espíritu poético en el corazón humano necesita revaloraciones y que, como arañitas en las más antiguas redes de la vida, hay seres laborando el temario del futuro y la transformación para la comprensión del Destino social y el destino cósmico.
Un excelente poeta virtual peruano (Javier Monroy), quien es producto de la red, escribió un bello poema («No me digas faro dominar la sombra») que plantea esta misma identificación del «espíritu poético», con su saber sano, con el mundo insectívero y ante un faro pregunta:
quien eres tú que pareces yo
a qué venir volando el aire
si ni un muérdago de ti filtra los vidrios
ciérrate en una sola cerrazón rectángulo falaz
no mires la escena a través de mí
no ves que la araña tiembla calcular el ojo
no ves que otra vez esta vez si la ves
El reto de los Faros del Mundo, si que han de ser útiles en guiar con su luz en la oscuridad a los navegantes, debe ser tolerancia y apertura:
¿no ves que el puñal roza mis sienes ayer rosa
no ves que el cascajo el corazón desgaja
cuanto de ti invade la mentira?
nadie advierte el gusano que engendra el libro
nadie como tú sabe el gusano sano
ver pasar no es ni ver
Y Javier Monroy, en esta maravilloso poema sobre el diálogo entre el Faro, sabe que para que éste pueda dominar la sombra, tiene que oír a lo alternativo. Y se me permitiera decir que es lo alternativo, en esta hora crucial de retos del mundo, es la sensibilidad de los poetas que se comunican / o divisan / desde «desde el filamento», de estos nuevos telares digitales, que no son el televisor como ventana y voyeur, sino otra comunicación en que no haya una ideología unidimensión y monológica. El Faro de la comunicación estéril y antidemocrática es indeseable (y Monroy dice: «no quiero esta lengua con ideología») y su alternativa es redescubrir el ansia, el arbusto («ábranse penachos») y, aún citando a Charles Mason, «La paranoia es una forma de conciencia, y la conciencia es una forma de amor, propone bravura novedosa cambiando las cintas de lo viejo («cambia la maldita», «que bravo es el santo sin rosario a la mano». Javier Monroy,
como poeta, es la Abeja Brava en los portales; pero sabe que la Consciencia es Amor y esa es la tarea en los Faros, lo mismo que en las multiformes plataformas de los Telares / Panales / Telarañas de los poetas del porvenir.
Dicho esto, enumeraré algunas cosas que, en la etapa tecnológica, aún el poeta virtual y todo artistas plantean como retos:
(1) Todavía la cultura orgánica, con sus discursos hegemónicos y elitistas, con sus estructuras y misiones asignadas como la clase académica, puede resistirse a la voz y faena de estos «insectos del corazón» que se abren su espacio ahora en las redes cibernéticas. Este es el momento definitivo para conocer quienes en esta clase, los de la Torre de Marfil, desvinculación con los sentimientos populares, están por una democratización de la cultura y dispuestos a aportar en una organización cada vez más cualitativa del conocimiento creativo. No es que haya que menospreciar, como Lawrence Ferlinghetti dijera alguna vez: «No desmerezcas a los académicos que sostienen que el poema debe contener integridad, armonía, radiaciones, verdad, belleza, bondad». Mas, como si contestara a las inquietudes de Monroy, en cuanto al Faro que cree «dominar las sombras», el Dr. Ferlinghetti, el gran Mecenas de los Beatniks, podría decir como consejo: «Hazte
al mar en barcos, o trabaja cerca del agua, y rema en tu propio bote. ¿Por qué escuchar a los críticos que no han producido grandes obras?»
(2) El poeta virtual e intelectual virtud es un batallador contra intereses creados y el «status quo». Cada digitalización de los buenos libros y poetas clásicos debe agradecerse; lo mismo que colocar lo mejor de la música y las bellas artes, en la gran biblioteca de las Pantallas Virtuales. Y la alianza de todo tipo de artistas, con los escritores, aplaudirse. Todos son procesadores de miel y traen su polen, su saliva, sus dulcificadores instrumentos.
(3) El poeta virtual de hoy es un privilegiado porque la tecnología le permite salir de los escondites y le asigna el orgullo de autoexpresión. A su disposición hay muchas herramientas educativas y más recursos de acceso y aprendizaje que nunca antes y, por tanto, tiene la responsabilidad de crecer, madurar y dar lo mejor de sí, en áreas de arte, que son para los amorosos y los disciplinados y donde elitismos intelectuales quedarán expuestos ante muchos ojos… y con los moscas sobre el pastel, no hay engaños. Lo insincero es como la sonrisa verdadera que no se puede fingir ni ocultar.
(4) En el mundo de las redes culturales en español, yo aprecio a los organizadores que son Abejas Bravas / Reinas en los Panales / Capitanes Pobladores / en Villas Poéticas / entes Animadores, al tiempo que creadores de sus obras personales. Admiro que dan ánimos a los más noveles y sacan de la soledad, la anonimia y las miserias espirituales a poetas y a lectores, exhortándoles al festejo, porque todo corazón tiene algo que dar, su propio jugo. Son muchos los pioneros y no solamente se han convertido en Trabajadores Virtuales, sino en editores y descubridores de lo mejor que se asoma por estos mundos.
(5) En síntesis y como homenaje: la cultura virtual no sería la misma sin personajes como son: las Gacetas literarias de Norma Segades Manías y su editorial «Alebrijes»), sin el mundo informativo de «Letralia» por 15 años en labores, desde Venezuela, sin los aportes de crítica valiente de Héctor Hernández Martínez (México) desde su «Charkito», sin la labor creativa del grupo «Muestrarios» (Argentina), que hoy cuenta con su editorial en papel, sin la comunidad de «Poetas del Mundo», con miles de los mejores poetas virtuales, en todos los idiomas y geografías, sin la «Ciudad Seva» (de Puerto Rico), sin grupos como «Adamar» (España), AERA, Inventiva Social, Bosque de Palabras, «La Voz de la Palabra», Helios Buira, «Mundo de Poetas», en fin, son miles.
(6) Mas nos corresponde, felicitar a las NING en que laboran la autora de la iniciativa para conmemorar el 31 de Octubre como Día del Poeta Virtual (Rosemarie Parra, de «ArteUruy», Marisa Aragón de «Parnassus», Nat Gaete, de Arte / Kiltros, y tantos otros blogueros, artistas y poetas). Y todas cumplen la función que alguna vez Martín Heidegger expresó al decir que hay que sacar el ente de lo oculto. Esa es la labor de la auténtica Logía.
NUEVAS ESTETICAS HIPERESPACIALES: El dar a las masas en conexión a la red un más o menos acceso, o alcance de espacios democráticos en la nueva tecnología digital es, sobre todo, un poder adicional a creadores con el deseo de proyectarse al público. Por lo tanto, es una etapa dosificada del disfrute y el aprendizaje. ¿Quién puede sacar mayor provecho de una posibilidad expresiva en la cibercultura sino aquel con los conocimientos y el entrenamiento, técnico-programativo y lingüístico-científico, para hacerlo?
Carlos Fajardo Fajardo, poeta, investigador y filósofo colombiano, autor de «Charlas a la intemperie. Un estudio sobre las sensibilidades y estéticas de la modernidad y la postmodernidad» nos habla de la importancia de estar atentos al hecho de que esta revolución microelectrónica del ciberespacio globalizador (que a todos nos hace viajeros cibernautas e internautas activos en ella), tiene un reto: «Recontextualizar, redefinir, reutilizar y deconstruir sus estructuras». «Grupos de artistas tratan de reutilizar fragmentos culturales y las microexpresiones que ha dejado ese desmoronamiento de los macrorelatos de la modernidad (la idea de racionalidad teleológica, las ideas de progreso, futuro, desarrollo, la idea de emancipación, de vanguardia, las ideas de pertenencia y participación, de Estado Nacional, la ideas de democracia liberal, etc.) y han propuesto una redefinición crítica para romper con el logocentrismo Occidental estético». Y
ante esta tarea, nos dice Fajardo, «debemos poseer una actitud despierta para observar tanto sus debilidades como sus grandezas».
QUE LA VELOCIDAD NO VENZA LA MADUREZ RELEXIVA Y AMOROSO: Observa Fajardo que entramos «a la escritura computacional donde la velocidad del programa y de la impresora supera a la pluma y a la máquina de escribir, borra la firma, la subjetividad creadora, se pasa de la palabra escrita con sangre a la letra electrónica». Es maravilloso que adquiramos nuevas herramientas tecno-artísticas («tales como los lápices gráficos, los scanner, sintetizadores, impresoras láser a color, libros electrónicos con hipertextos, archivos, cursores, programación de menús, bases de datos, etc., pero: lo es que si con ello cambian, a riesgo de destruirse, el proceso artístico y de alfabetización, que debe ser previo a toda creación para que el proceso sea maduro, socialmente benéfico, amoroso? ¿Debe la tecnología servir a ese gran temor que Ortega y Gasset definiera como la «deshumanización del arte»? ¿Podrá, como sospecha Fajardo, «desaparecer el
concepto moderno del Yo Creador individual, transformando también la relación espectador-arte?», creándose y programando una obra hasta «desfigurarla a su antojo»? Y todo gracias a la «glorificación sin gloria de un individualismo hueco, banal» que no sabe penetrar en conceptos tales como lo Sublime, la angustia, el aislamiento urbano, la autenticidad potencial soterrada en los hombres y mujeres?
DEMOCRATIZACION DEL SIMULACRO: De los conceptos vertidos por Fajardo en la revista Observaciones Filosóficas, como consejos a los poetas y artistas, una tiene que ver con la democratización de la Dulzura y la Esperanza y no de la democratización de los simulacros del horror y lo retrógrado. Está bien crear ‘objetos espectáculos’ provocativos, excitantes y simulados, pero, la madurez no puede surgir de colección de fragmentos. Al arte maduro no le compete ser «como museo, con un fin conformista».
Ante esto, Fajardo dice que hay mucha basura informal y excrementicias («lo residual, lo desechable, banalización ligth, espectacular, lumínica, de la basuralización de la cultura»). que nos lanzan los medios y la red de redes y, en consecuencia, «debemos aguardar, con firmeza crítica, las nuevas sensibilidades manifestadas en una estética neobarroca ciber, donde el gusto literario por lo monstruoso, la fascinación de los laberintos y las entropías, el culto al héroe de la fuerza, la excitación por la alta fidelidad, son los platos a degustar todos los días».
Con toda la basura que se bombardea, se cambia lentamente el paradigma sobre lo real. «Se desaparece lo real físico poniendo en su lugar lo real virtual, conllevando a la sistemática desacralización de la realidad concreta como única fuente de conocimiento».
Y la peor consecuencia de este proceso es que «podemos estar disolviendo los conceptos modernos de pertenencia y participación», que me parece el logra mayor a defender, como poetas virtuales, en estos tiempos.
No perdamos la fe, sin embargo, en la posibilidad de la cibercultura. Juan Antonio Cardete, en una ponencia ofrecida en la Facultad de Filología de la Universidad de La Laguna, el 23 de noviembre del 2007, nos habla positivamente de lo que debe esperarse en su «Magia, Tecnología y poesía», incluyéndose el trabajarse por una gigantesca biblioteca poética virtual al alcance de cualquier lector en la red; «el fácil acceso a muy diversos estudios y sistemas de encuentro» que facilite «la reflexión y el debate sobre el mundo poético; y múltiples propuestas». [Ver]
Y, por su parte, Graciela Barrara, nos expone las posibilidades de la fotografía digital y la poesía en sus interesantes Notas. El artista virtual puede ofrecer desde poesía-animada, tecno-poesía y las innovaciones más novedosas en términos de nuevas caligrafías. Multimedias y formas experimentales. Personalmente, me encantan los «Criterios para una nueva poesía virtual» que Ladislao Pablo Györi expone cuando explica en 1995 que hay:
«una necesidad absoluta de impulsar un tipo de creación vinculada con hechos cuya emergencia (por sus características morfológicas y/o estructurales) sea improbable en el ámbito natural, o bien requiera
forzosamente la actuación humana racional y constructora, así como la superación de eventos redundantes que detienen a la producción poética en instancias ya totalmente asumidas y alejadas de una estética».
«Ante tal estado de cosas y partiendo de las innovaciones impulsadas por las últimas vanguardias constructivas y de un contexto filosófico y epistemológico consecuente con el estado actual de las ciencias, queda planteada la imperiosa necesidad de proyectar los flamantes perfiles teóricos de esta tecnología francamente revolucionaria y los eventos técnicamente compatibles con un espacio n-dimensional virtual, es decir, en condiciones de ser incluidos y tratados en dicho espacio». Ver]
Obviamente, ésto significa los programas (software) adecuados y en una madurez filosófica para dar mensaje en los «hiperdiscursos, caracterizados por una fuerte no linealidad semántica», aquí lo decisivo.
http://sequoyahmagazine.blogspot.com/2010/10/octubre-15-2010-num-70-orange-county.html
http://ocnaranja.blogspot.com/2010/10/la-realidad-virtual-y-digital-de-la.html
Carlos López Dzur
Un hombre ecléctico, librepensador, pacifista, que cree sobre todo en la justicia social y los compromisos en todo orden de la vida.
Ubicación: Orange County : California : Estados Unidos
Intereses: Arte, poesía, ciencia, historia.
Estudios Académicos en Humanidades y la Investigación Social.

Dias de vida del escritor Abelardo Casanova

Una semblanza de la obra y la vida de Abelardo Casanova, a mi juicio, puede vertebrarse en seis ejes: su experiencia en el periodismo en televisión; su papel como bujía y director del diario Información; la autoría de su columna nómada, cuyos títulos más duraderos serían “En este mundo traidor” y “Hechos y palabras”; la autoría de sus libros Pasos perdidos y Días de vida; su labor como editor de libros; y su fogueo como creyente.

1. Su experiencia como comunicador empieza en Canal Seis de Telesistema Mexicano, XEWH, “La espiga del noroeste de México en Hermosillo”, donde trabajaba como contador. Tuvo un debut accidental frente a las cámaras para hacer un llamado a la cordura por la alarma desatada por la crisis de los cohetes nucleares entre Kennedy y Jrushchov.

Como consecuencia de este episodio, en abril de 1963, se lanza el programa semanal “Hechos y palabras”, en el que hilvanaba comentarios sobre “las cuestiones de la ciudad” que atañían a la vida cotidiana de la población, donde se ventilaban las deficiencias de cualquier dependencia, abriendo un espacio inédito en los medios de comunicación cuya libertad estaba maniatada en aquellos años.

También debe mencionarse su participación en el lanzamiento y confección de “El mundo al día”, el primer noticiero televisivo en la entidad.

En Canal Seis, Abelardo Casanova tuvo la experiencia de estar en el centro del huracán en algunos episodios del conflicto político de 1967 y ejercer la libertad de expresión, lo que motivó ataques, incidentes de vodevil y amenazas veladas.

Pasado el movimiento estudiantil-popular de 1967, a principios de 1969, los dueños de Canal Seis decidieron que éste pasara a ser una estación repetidora de Televisa, por lo que cerró sus programas locales en septiembre de ese año.
Fue el fin “de los mejores empleos y aún del Estado, en una empresa prestigiosa, identificada con la población a través del poder de la pantalla, con buenos sueldos y excelente relación laboral”, casi el paraíso en este mundo cruel.

En 1970, colegas y amigos, entre ellos Abelardo Casanova, constituyeron una agencia de publicidad y volvieron al aire en Canal Doce con el programa semanal “Hechos y palabras” y el noticiero diario “El mundo al día”, experiencia que duró meses y languideció hasta dispersarse el grupo.

En 1978, Canal Seis restableció la operación local por las mañanas y volvió el programa “Hechos y palabras”, ahora de doce y media a dos de la tarde, para dar espacio a gente común que expresaba sus agravios. Diferencias entre los directivos y mezquindades llevaron a salir del canal y cerrar el programa televisivo por tercera y última vez.

2. Abelardo Casanova toma conciencia de que el mundo ha cambiado y sigue cambiando con rapidez desde finales de los años sesenta. Es un hito la fundación del diario Información, en formato tabloide, en agosto de 1972, con algunos colegas de la experiencia televisiva y una pléyade de entusiastas colaboradores de todos los niveles sociales y para todos los oficios y tareas que hacen a un diario. Ahí se desempeñó como bujía, director, editor de las cabezas de la primera plana y propietario. Como lo había hecho en televisión, siguió sus pautas de no responder a las injurias, comunicar la problemática viva y expresarse en buen español.

La polarización política y cultural que se registró en Sonora y en México en los años setenta hizo inviable económicamente la empresa, a pesar del pluralismo y la calidad de los articulistas de Información y de su planta de reporteros y trabajadores. La hazaña era pagar la raya semanal.

En 1983, a los once años de existencia del tabloide, vendió el periódico a un grupo de empresarios y profesionistas jóvenes de extracción universitaria, que continuaron su edición tres años más.
3. Abelardo Casanova había debutado con una columna titulada “En este mundo traidor” en El Noroeste de Nogales, firmada con el seudónimo de Alfonso Diez, cuyas entregas duraron dos años.

Tiempo después tuvo una columna diaria en el vespertino La Extra, del licenciado Rafael Vidales Tamayo, en Hermosillo. La columna diaria con el nombre de “Hechos y palabras” inició en abril de 1966 en El Regional, por invitación de José Alberto Healy, director de este matutino de Hermosillo, y continuó en Información hasta 1983.

Colaboraciones de Abelardo Casanova habían aparecido con anterioridad en más de una docena de publicaciones periódicas de Nogales (Acción, El Noroeste, El Mundo), Hermosillo (Sursum, El Heraldo, La Extra, La Prensa, Impactos, Lunes, El Pueblo, El Regional), Guaymas (El Eco de Guaymas y El Diario), Santa Ana (El Día) y en Ciudad Obregón (El Diario del Yaqui), localidades donde ha trabajado.

4. Los dos libros de Abelardo Casanova Pasos perdidos y Días de vida son valiosos y dignos de leerse y releerse. Pasos perdidos, publicado en 1986 y reeditado en 1997, es una radiografía de la sociedad de Sonora, y en especial de la de Hermosillo, durante los años de la persecución religiosa, 1931-1935, contiene párrafos de crítica social y de ironía sobre la época. Días de vida es una joya, la prosa persuasiva se desliza entre memoria, autocrítica, testimonio y autobiografía. Los cinco capítulos y el epílogo que forman este libro mantienen la atención del lector en vilo.

5. La labor como editor de libros de Abelardo Casanova como director editorial del Gobierno del Estado (1986-1991) y como editor independiente en Contrapunto 14 se distinguió por la diversidad de títulos, autores y temáticas que publicó.

6. El fogueo como creyente inconforme de Abelardo Casanova tuvo como interlocutor crucial al padre Hermenegildo Rangel, y al grupo de jóvenes que elaboraban Sursum, el órgano de la Asociación Católica de Jóvenes Sonorenses, en los años cuarenta. Ésta fue su primera incursión en el periodismo. En esos años abrevó en la literatura católica francesa, que amplió sus horizontes, como autodidacta que ha sido toda su vida.

Abelardo Casanova ha sido un hombre puente, un hombre constructor de puentes, de lugares de encuentro, de espacios de convivencia y diálogo, hombre guiado por el “pensar del corazón” como escribió Pascal.

UToda sociedad está hecha de memoria y olvido. Don Abelardo nos ha enseñado con su obra y su vida a luchar contra el olvido, nos ha dado ejemplo de “recuperar los principios que forman el subsuelo hecho de raíces que la experiencia colectiva sedimenta, ahí es donde se encuentran las bases para una restauración de la experiencia común, guiada por un interés de emancipación que nos convoca del lado de esas fuerzas cuya sede no está en las cosas, sino en las ideas”. (Rossana Cassigoli).

Las nuevas generaciones requieren de alas y raíces. Fomentemos que las nuevas generaciones tengan curiosidad por conocer la obra y la trayectoria de Abelardo Casanova, donde encontrarán alas, raíces, rumbo y buen humor. El recuerdo es un eficaz instrumento de integración. Volvamos duradero este acto que sobrepone las coincidencias por encima de las diferencias, dando el nombre de Abelardo Casanova a una calle de Hermosillo.

 


 

Diccionario de Historia, Geografía y Biografía Sonorense de don Francisco R. Almada

Que Álvaro Obregón Salido fue afecto a la poesía en su juventud y llegó a publicar algunas composiciones, esto lo narra en la parte que le toca, don Francisco R. Almada en su Diccionario de Historia, Geografía y Biografía Sonorense, mismo que acaba de editar el Instituto Sonorense de Cultura con mil ejemplares por encargo del Gobierno del Estado de Sonora, y con esta va en la cuarta, ya que las anteriores fueron en 1952, 1963 y 1990.

El propio ingeniero Eduardo Bours Castelo, poco antes de terminar su periodo sexenal comentó que tanto profesionales como aficionados lo tienen como libro de cabecera, por lo que sus contenidos guardan vigencia a más de medio siglo de su apertura inicial. Es una guía insustituible.

En todas las bibliotecas del mundo que se refieren al Noroeste de nuestro País se encuentra presente esta obra.
Firman el crédito además del gobernador, el maestro Víctor Mario Gamiño Casillas, secretario de Educación y Cultura, Lic. Bulmaro Pacheco Moreno, director General del Colegio de Bachilleres, el Dr. Fernando Tapia Grijalva, director General del ISC y el Lic. Iván Figueroa Acuña, coordinador de Publicaciones.

El tomo contiene 750 páginas con 140 instituciones de bibliografía y se logró como plan ya que el año próximo se cumple el Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana y que coordinará los festejos el Historiador José Rómulo Félix Gastélum, entonces que mejor el compartir el Diccionario de Almada en estos momentos.

Se preguntarán quién fue Almada, de ello se encarga Alfonso Escárcega, cronista de la ciudad de Chihuahua y presidente de la Sociedad Chihuahuense de Estudios Históricos. Leamos algo del autor: “Vio la primera luz en Villa de Chínipas, Distrito Arteaga, en el Estado de Chihuahua el día 4 de octubre de 1896. Cuenta el cronista que los libros y folletos fueron muchos, aquí algunos: Diccionario de Historia, Geografía y Biografía Chihuahuenses (1928); La Rebelión de Tomóchic (1938); Historia de la Revolución en Sonora (1952); La Intervención Francesa y el Segundo Imperio Chihuahuense (1972).

Cuenta también que don Pancho para realizar el Diccionario Sonorense, visitó muchas poblaciones entre ellas Hermosillo, Guymas, Ciudad Obregón, Huatabampo, Etchojoa, Horcasitas, Arizpe, Navojoa, Agua Prieta y Cananea.
Cuando le preguntaron qué le movía para “meterse en camisa de once varas”, respondió que “Sonora fue la amada tierra de mis padres, ambos nacieron en Alamos”.

A manera de ejemplos así repasando el Diccionario que se puede conseguir en el ISC. Abolición de la esclavitud, Academias de profesores, Acta de protesta contra el Tratado de la Mesilla, Álamos, Anza (Juan Bautista de Anza), Bacoachi, Bibliotecas públicas, Cahíta, Campoy (José Rafael), Casa de Moneda, Dworak (Fernando F.) Educación (resumen de la), Elías Calles forma, Ferrocarril de Sonora a Baja California, Guerra de Reforma, Hill (Benjamín Z.), Instituto Científico y Literario, Jecker (Juan B.), Kino (Eusebio Francisco), Leyva (José María Maytorena, Nogales, Periódico Oficial, Quiriego, Raousset de Boulbon (Gastón), Revolución Constitucionalista, Seris (sublevaciones de los), Sonora, telégrafo, Tapuja, Ulloa (Pedro N.) Universidad de Sonora, Valenzuela (Gilberto), Walker (Guillermo), Ximeno (custodio)
.En el apartado Álvaro Obregón Salido dice: Quedó de candidato único en 1927 a la Presidencia de la República.

Pasadas éstas el primero de domingo de julio de 1928, se dirigió de la Ciudad de México ya con el carácter de presidente electo y el día 17 fue asesinado en el restaurante La Bombilla por José de León Toral, católico fanático, durante un banquete que le obsequiaba la diputación del Estado de Guanajuato. Su cuerpo fue sepultado en el cementerio de Huatabampo y el Congreso de la Unión lo nombró Benemérito de la Patria en diciembre del mismo año y dispuso que su nombre se inscribiera con letras de oro en el recinto del mismo Congreso.

Toral fue fusilado en febrero de 1929 y el doctor José Torred Torija fue el encargado de hacer la autopsia al cadáver.

Considero que no debemos de desaprovechar este legado de Francisco R. Almada, donde el autor nos pasea por la historia y si se concentra uno hasta parece que acaba de suceder tal caso y es que tanta acuciosidad y redactar con por menores hacen del volumen consulta imprescindible.


NACHO BÚSSANI EL POETA AMIGO

La Teresita Bustamante no era partidaria de revelar su edad, si acaso la fecha de nacimiento, pero no el año; y tenía razón, es un acto de parte de los humanos de muy mal gusto querer enterarse de la edad de la persona con la que está tratando.

Como si el saber la edad ya estuviera en situación especial para tratar, al menos así lo entendía la filósofa de la familia. Por eso no nos interesa la edad de mi amigo el Nacho Bússani, al que ya alcancé en número de canas;  sólo sé que cuando estuvo acá en nuestra Granja Santa Catalina de Magdalena, la otrara villa donde nació Ismael Andrews, me dejó encantado cón su personalidad a todo mecate.

 Una forma de vivir con desgano y con un dejo de me vale, como quien sabe que vivir no debe ser tan el acabose el mundo,como nos lo inculcaron de niños.

“Garañón que mea y no se tira un aire no es buen garañón”, me dijo tirando el agua junto a una mata de jarillas a la orilla del río justo frente a San Ignacio.

Nuestras esposas conversaban también relajadísimas, y nosotros locos poetas, broncos literatos, los que vagamos por este barrio lleno de tilicheros llamado mundo, neta como nos divertimos, que friega le pusimos a las flores del campo, clasificándolas con nombres que nos dio la regalada gana, ni los animales se nos escapaban de nuestra inventiva refranera Juan bautistiana endilgándole apodos tal como lo hacía a toda madre mi padre don Octavio El Cotichi, a cuantos ser viviente se cruzaba en su camino en las largas estadías en la finca de Tecorechi ¡Amalayón”.

Nacho me dejó un libro que he leído dos veces, lo confieso, tratando de encontrar al poeta en la soledad de mi juqui; a veces no llega, otras si me cautiva, me mete a un hondo pozo de reflexiones:

“El amor confía en la luz que siembran  los espejos”.

¡Hay güey!, miren este  “El amor que espera remendando las redes de la noche”.

“El amor descubre que el corazones es sangre que quema”, ni más ni menos como los chilicotes, y el que no lo crea que le entre.

El poeta hay que admitirlo le da a quien quiere su poesía, y cuando quiere, pues sabe que es el estado de ánimo del lector el que hace la segunda parte, la de abrirse y poder entender suavemente lo que el poeta dijo, y como lo dijo y si lo dijo.

Su poemario está arriba, en medio  o abajo del bonche de poemarios, entre Pablo y entreJaime, entre Eloy y entre Whitman y Abigael,  entre Terán, entre López Velarde y Nohemí Hernandez porque hay que tener tiempo para leerlos, si no a todos, juntos pero no revueltos, revueltos pero digeribles.

Allí está sobre el escritorio “Otro Silencio me devora” de Ignacio Bússani, un hombre bueno, de eso no me he arrepentido nunca y conste no es nuestra gracia descubrír a quien es entero y quien es fantochemente medio amigo.

Y me parece que el Nacho nació enterísimo sahuaripense, sonotense de sangre azul, porque su poesía es más que una credencial  electoral para identificarse en la ventanillas del Banco. Es una llave para enamorarse más de la vida y de su poesía

Se ha identificado una y mil veces con este su amigo de acá de Buquibaba, y allá lo divisa mi brújula Web disfrutando a lo lindo del Real del Alamito, le dije recién donde mi tía María Tapia se enamoró del General Obregón al que catalogó de guapísimo,  guapura que escondía sus ansias criminales de poder.

Escribo estas simpladitas nomás para mandarle un breve recordatorio a Nacho cuanto lo aprecio y cualquier día de estos porque no hay de otros, primeramente mi tata Dios le caigo al café de talega, le voy a llevar coyotas de don Emigdio, de las que si traen panocha, y le llevaré en mi maletita lap top todo un silencio devorador de estas tierras.El ya sabe que en tanto lo sigo esperando en El Club Verde Liberería para echarnos un Chante con burritos de Machaca hechos por la tía Tila…..a la vez que le echa un ojo a nuestros estantes repletos de puro Sonot….

Arre!!!


Quién fue Saturnino Campoy Esquer (1897 – 1959)

Por Francisco Eloy Bustamante

A don Saturnino Campoy (Sat) lo conocimos en Cananea a finales de los años cincuentas siendo yo muy niño; vivía en una casona de dos plantas sumamente bella, y a la sazón era alto ejecutivo de la Cananea Consolidated Copper Company.

En una de esas piezas de grandes ventanales tenía su estudio con vista a la gran planicie norteña, que por ese tiempo en invierno constantemente se cubría de nieve.

Uno de sus nietos nos facilitó un poemario recién publicado por Don Sat. Nos estremeció un verso de su poema dedicado a Cananea, que decía: ¿Cuál es la causa del extraño olvido a que relegan a tu pueblo estoico, cuando ninguno como el tuyo ha sido noble en el triunfo, ante el dolor, sufrido, y en la lucha heróico?

Nina Campoy, hija del ilustre bardo nos hizo llegar una fotografía en la que Don Sat (así firmaba sus poemas) luce sus años lozanos. Y por ahí urgando entre los archivos encontramos la revista TRIBUNA, editada en Navojoa, en la época de mediados del siglo pasado un soberbio artículo.

Precisamente en el mes de abril de 1950 se publicó una valiosa colaboración suya, a la que don Sat llamo a Álamos el Taxco de Sonora al otrora Real de la Limpia Concepción de Los Álamos y también Real de los Frailes, como se reconoció siglos atrás.

Aunque don Sat nació en las Chinacas, municipio de Chínipas, Chihuahua el 30 de enero de 1897, se consideraba alamense de corazón, pues habiendo quedado huérfano desde su niñez por cuya causa no pudo concluir la educación primaria, tuvo que iniciarse en el trabajo desde muy temprana edad en la ciudad de Álamos; de gran talento natural y fuertes disciplinas, supo formarse una cultura literaria y filosófica bastante amplia, revelándose como un autodidacta.

Se casó con Rafaela Mendoza y procreó a Saturnino, Lydia, Olga, Héctor, Celso y Rafaela (Nina) quienes son cananeses pues don Sat se estableció definitivamente en el Mineral de Cananea en donde fue un alto empleado de la compañía americana en el área administrativa. Falleció en 1959 en esa ciudad a la que le cantó en sus poemas.

 


ENTREGAN PREMIOS

Primeros Juegos Florales Paulina Cázares García

EN EL SALÓN DE LOS PRESIDENTES DE MAGDALENA TUVO UN LLENO TOTAL LA NOCHE DE ESTE SÁBADO 20 DE JUNIO EN  LA ENTREGA DE LOS PRIMEROS JUEGOS FLORALES PROFRA. PAULINA CÁZARES GARCÍA. 
EL CERTAMEN FUE INSTITUIDO POR EL GRUPO DE CULTURA ALTERNATIVA DIRIGIDO POR EL LIC. MARTÍN CRUZ ALONSO QUIEN ESTABLECIÓ QUE EL PRÓXIMO AÑO LOS PREMIOS SERÁN DE 30, 20 Y 10 PESOS, HABIDA CUENTA DE QUE YA QUEDÓ INSTITUIDO EL CERTAMEN DENTRO DEL PROGRAMA DE JUEGOS FLORALES DEL INSTITUTO SONORENSE DE CULTURA..

El maestro de Ceremonias Profr. Andrés Corella Villanueva leyó la semblanza de la ameritada maestra y ecritora nativa de Cananea pero que hizo de Magalena su hogar.

Se contó con la presencia del Sr. José Luis García Armendariz representante de la Casa de la Cultura.El Grupo Cultura Alternativa nace como otro forma de hacer cultura sin que esto signifique que haya una separación entre la cultura oficial y la cultura alternativa; generando alternativas buscando apoyos que pueden ser muchos o pocos con la intención de hacer eventos culturales para Magdalena.

El grupo nace como una necesidad pues en cuestión literaria estába muy menoscabado el espacio, señaló el Maestro Cruz Alonso principal impulsor del grupo pues se trata de sumar no de ver colores. Hay en Magdalena mucha gente que escribe en su empleo, en la casa, en la calle y a ellos hay que estimular.

El próximo y segundo evento será convocado a nivel estatal con el apoyo del Instituto Sonorense de Cultura, señaló.Recibieron reconocimiento consistentes en un diploma y una dotación de libros: Julio Alfonso Corrales, Graciela Hernández de Vázquez, Ma. Guadalupe Villalobos de Félix, Paulina Cázares Casanova, Emmanuel Villa Durazo, Omar Figueroa Palomino, Maria Josefina Luján Rivera, María Antonieta Monteverde Trujillo, María Josefina Luján Varela, Socorro Trujillo, Miriam Ramirez Arballo primer lugar en Cuento y Francisco Eloy Bustamante quien obtuvo el pimer lugar en Poesía.


PRIMEROS JUEGOS FLORALES PAULINA CÁZARES

Francisco Eloy Bustamante ganador de LOS PRIMEROS JUEGOS FLORALES PAULINA CÁZARES GARCÍA

Tal como era de esperarse, el evento de los Primeros Juegos Florales Paulina Cázares García se desarrolló con toda sencillez, los invitados fueron llegando uno a uno, nadie trató de quedar bien con nadie.

     El homenaje no tuvo el tufillo de los eventos oficiales en donde todos los asistentes tratan de quedar bien con el alcalde en turno.

   En este caso la presidencia ni representante envió. Y por parte de la Casa de la Cultura el funcionario que allí despacha, quizá para no confrontarse con la alcaldesa, decidió no asistir.

Don José Luís Armendariz, hizo un papel decoroso, él es miembro del consejo municipal de cultura, y en cierta medida entendió el desaire por lo que ni se le ocurrió tomar la palabra pero si dijo estar impresionado porque sólo dos personas armaron tan bonito evento austero pero emotivo.

Quienes conocieron y apreciaron a la profesora Paulina Cazares García acudieron emocionados al homenaje, el primero en Magdalena como escritora para esta también gran educadora, de las de antes, de las de deveras, que dejó huella adentro y fuera del aula.

     El Lic. Martín Cruz Alonso tuvo una gran visión y gesto de gratitud al honrar a Paulina Cazares, por ello varios familiares de la homenajeada asistieron al evento.

   Incluso se acercó un anciano, muy despierto para su edad, quien declaró ser el padre biológico de la maestra, así también una sobrina con el mismo nombre y apellido participó con un cuento.

   

      Una dama, hija del recordado profesor Arreola antes de iniciar el evento mencionó que este era la germinación de algo muy bueno.

    Y como no, si por primera vez y como nunca, se le dio importancia a los noveles escritores, quienes acudieron muy emocionados con sus papás a recoger su diploma.

   Los asistentes aplaudieron con entusiasmo a cada uno de ellos pues el maestro Martín Cruz Alonso al irlos mencionando y a la vez destacando el trabajo y la forma en que se acercaron a participar previa convocatoria.

   Y era emotivo porque el hecho de recibir un diploma por su participación así como una buena dotación de libros por haberse atrevido a participar, quizá la mayoría no lo había hecho nunca, era para tomarlo con toda la seriedad y respeto que el certamen despertó.

    Fue un orgullo participar en  los Primeros Juegos Florales Paulina Cazares García, que en honor a la verdad tuvieron un buen nivel de calidad en los trabajos participantes,  los cuales van a ser publicados cuando menos en forma engargolada para que todos los participantes cuenten con una copia y puedan leer a los demás escritores con los cuales compitieron.

   Todo se hizo, hay que decirlo con toda justicia, en la forma más limitada posible, tanto el profesor Corella Villanueva como el maestro Cruz Alonso ultimaron detalles, y estuvieron en todo.

  Es de elogiarse su actitud a favor de las bellas artes, no podían ser mejores los organizadores de este certamen, que al margen del apoyo oficial municipal demostraron que se pueden organizar actos genuinos y muy cálidos.

   

  Ambos se destacan por ser aguerridos promotores de la cultura, poniendo un extra en todo lo que llevan a cabo.

   Y vaya que estos Primeros Juegos Florales fueron una exposición contundente de lo que se puede hacer, con todas las

limitaciones y hasta ciertas trabas.

   El evento de los Juegos Florales estaba calendarizado para el sábado, así quedó registrado, sin embargo los organizadores se encontraron con que el Salón de los Presidente estaba ya con una leyenda de una graduación, para hoy lunes,  de una escuela de la localidad, creo que el Cobachito.

   Por qué permiten que se meta otro evento al Salón de los Presidentes, si ya estaban programados los Juegos Florales.

  Tuvieron los organizadores que tapar la leyenda de la escuela y poner la de este certamen, por lo que tuvieron que trabajar  el doble.

    

  Es justo mencionar que varios particulares apoyaron con este evento pudiéndose entregar los montos estipulados en la convocatoria cuando menos en forma parcial, es decir no lo anunciado, debido a que no se pudo juntar dinero; el Instituto Sonorense de Cultura participó con un par de cheques….aunque pequeños pero de algo sirvieron.

  El Dr. Fernando Tapia se comprometió y así ha sucedido a que los Juegos Florales fueran protocolizados ante un Notario Público para que el año que entra pueda accesar a un monto cercano a los 90 mil pesos por parte del Fondo  Nacional para la Cultura y las Artes, por lo que el maestro Cruz Alonso anunció que los premios serán de 30, 20 y 10 pesos para los primeros lugares en Cuento y Poesía.

 El certamen fue instituido por el Grupo de Cultura Alternativa dirigido por el Lic. Martín Cruz Alonso quien estableció que el próximo año los premios serán de 30, 20 y 10 Pesos.

El maestro de Ceremonias Profr. Andrés Corella Villanueva leyó la semblanza de la ameritada maestra y ecritora nativa de Cananea pero que hizo de Magalena su hogar.

Se contó con la presencia del Sr. José Luis García Armendariz representante de la Casa de la Cultura.

El Grupo Cultura Alternativa nace como otro forma de hacer cultura sin que esto signifique que haya una separación entre la cultura oficial y la cultura alternativa; generando alternativas buscando apoyos que pueden ser muchos o pocos con la intención de hacer eventos culturales para Magdalena.

El grupo nace como una necesidad pues en cuestión literaria estába muy menoscabado el espacio, señaló el Maestro Cruz Alonso principal impulsor del grupo pues se trata de sumar no de ver colores. Hay en Magdalena mucha gente que escribe en su empleo, en la casa, en la calle y a ellos hay que estimular.

El próximo y segundo evento será convocado a nivel estatal con el apoyo del Instituto Sonorense de Cultura, señaló.

Recibieron reconocimiento consistentes en un diploma y una dotación de libros: Julio Alfonso Corrales, Graciela Hernández de Vázquez, Ma. Guadalupe Villalobos de Félix, Paulina Cázares Casanova, Emmanuel Villa Durazo, Omar Figueroa Palomino, Maria Josefina Luján Rivera, María Antonieta Monteverde Trujillo, María Josefina Luján Varela, Socorro Trujillo, Miriam Ramirez Arballo primer lugar en Cuento y Francisco Eloy Bustamante quien obtuvo el pimer lugar en Poesía.

El escrito, periodista, cronista y poeta Francisco Eloy  Bustamante radicado en Magdalena se hizo merecedor al primer lugar en Poesía cuyo jurado del Instituto Sonorense de Cultura calificó como el más bien elaborado en rítmica y y contenido. Se titula El Pozo y participó con el pseudónimo de Felipe Del Cid.

El Pozo


Por Francisco Eloy Bustamante

En medio del jardín

entre roca gris

vegetación oscura

sombreado durante

todo el año

con su agua

y su cordel

se haya nuestro pozo.

Es el mismo

labrado

en la mismísima oquedad

del constreñido

jardín de la abuela María.

Tiro perforado

pacientemente

planeado por

la entereza

del abuelo Miguel.

Quizá primero

fue el pozo

que la casa.

Vislumbro al anciano

con magnética horqueta

tratando de localizar el sitio exacto

como si fuera

la tierra prometida.

Pero la verdad

el sitio lo localizó a él

y le pidió ordenante

levantara

su casa

para su descendencia

dotándolo con recio pozo

a través del cual

el agua artesiana

fluye en forma continua

y sin ayuda.

Mi abuelo le protegió

con un

brocal

y lo perforó aun más

cuando dejó de llover.

Así

en beberte,

mirarte,

en preguntarte,

hurgarte allá abajo

bajando y subiendo el balde

me he pasado los años de mi vida.

Eres

el pozo

de nuestra casa,

con el mismo frescor

de tu corazón

y sus leyendas

brotando

desde el embolicado

color de tus entrañas

donde quizá vive Dios.

No pocas tardes

me he encontrado

a la mujer cananea,

haciendo su tarea,

quizá algo de esa mujer

sea la apariencia

de nuestra soledad,

buscando dar agua

a quien no tiene sed

sino el deseo

tan bendecido

de reposar en el brocal

para ofertarnos

de su agua

agua de vida eterna

agua que brota

inagotable

serenante

profundísima

del  pecho

de tan amado Señor.

Dios entonces

Creador del universo

de seguro

debe ser

el espejo de agua

allá abajo

reflejando el cielo arriba

pues su contenido de polvos

de estrellas y galaxias

cabe en el  gran pozo

de nuestra casa.

Reflejante de noche

y destellante de día

al que cada mañana

me asomo reverente,

me agarro al cordel

como tan resistente

resulte mi fe.

Y me aferro

a la soga

hasta cansar mis manos

frágiles como palomas mensajeras.

El peso

del recipiente

de contenido

desbordante

exhibe

mi endeble

capacidad

de atrapar

tanta belleza

apenas reflejada

en el pequeño espejo

de nuestro pozo

en el jardín.

Mis labios

sacian

su sed

que sólo apaga

el frescor del líquido

escurriente

entre mis ropas,

sereno líquido

bálsamo

del ardiente desierto

que todos

llevamos dentro.

Agua

de la noria fraternal

te reclama mi sed

la insaciable sed

la inconmensurable inquietud

de ver la vida toda

dentro de nuestro pozo.

Bebo

en las cuencas

de las manos

sorbos vivificantes

de esa agua

apenas retenida.

Agua de gran frescor

traes a mí ser

el prana

sustentador

del universo.

Y desciendes en gotas

escurridas

golpeando los costados

de los anillos

llevando mi ser allá abajo

al centro del cosmos

al mismísimo

corazón de Dios.

Meto mi cara

al recipiente

quebradizo

como mi existencia.

Pringan

con festival chacoteo

los trozos de selva

y las pululantes serpientes

de ríos subterráneos

quizá menos dañinas

y egoístas

que las expuestas al sol.

Agua que da la noria

de nuestra vetusta  casa

calmas con virtud

hebraica

la insaciable ser

la inconmensurable inquietud

de mis cuitas distantes

al verme ya solo

sin los míos

vigilante

soldado

del pozo

de nuestro jardín.

Abril 2009


RUBÉN MENESES

La poesía en del Desierto

Ser un poeta en el desierto es una paradoja. Que en San Luis Río Colorado, un pueblo perdido en medio de su asombro, se celebre un encuentro de escritores raya en la locura. Y que este encuentro sea el más longevo de los existentes en Sonora es una proeza que se la debemos al escritor y profesor investigador del CESUES Rubén Meneses.

Hace 18 años inició con las Jornadas Binacionales de Literatura Abigael Bohórquez, que en esta ocasión se llevaron a cabo del 26 al 28 de marzo.

Por Imanol Caneyada

Dieciocho años son muchos años. Las Jornadas se han convertido en el encuentro de escritores más longevo de Sonora. ¿Qué te ha dejado la experiencia?

“Ha sido sin notarlo, casi como la vida misma: te ubicas en un lugar y luego, no sabes cómo es que ha pasado el tiempo. Lo que me ha dejado son muchos amigos, algunos enemigos, satisfacciones, y un algo de conocimiento acerca del estado de la literatura, sobre todo regional. “Parece que sí, es el más longevo, aunque muchas veces, tú lo sabes, he pensado en no seguir; pero creo que ya no, ya se siente que algo ha cambiado en el pueblo y parece que estamos obligados”.

Cuéntanos por qué llevan las jornadas el  nombre del poeta Abigael Bohórquez. “Al igual que para muchos sonorenses, Abigael era un especie de leyenda cuando empezábamos en el mundo literario. Después, cuando vuelve a Sonora, una de las primeras cosas que hace es involucrarse con lo que estábamos haciendo en ese entonces, que eran talleres de creación en la Casa de la Cultura local, lugar donde nos refugiábamos para leernos unos a otros.

Darío Galaviz fue quien lo trajo, y entre los dos impulsaron la formación de la Sociedad de Escritores de San Luis, al igual que el primer coloquio, el cual llevó el nombre de Valdemar Barrios, ‘Matrecitos’, un escritor local. Después seguiría viniendo periódicamente, organizando talleres, presentando lecturas de su obra y como parte de la organización de las Jornadas Binacionales. “Por ello, un año antes de su muerte le habíamos pedido su autorización para ponerle su nombre al encuentro, en un homenaje en vida. Desde entonces así se quedó, y es un buen motivo para que no caiga en el olvido, sobre todo su obra literaria”.

San Luis es una comunidad fronteriza que no se caracteriza por su apego a las manifestaciones culturales. Durante estas 18 emisiones, ¿cuál ha sido la respuesta de la sociedad sanluisina a las Jornadas? ¿Ha habido una evolución o una involución durante este tiempo? “Bueno, eso mismo pasa en casi todos los encuentros en donde yo he estado, en todas partes, por ejemplo, en un cierto coloquio me tocó estar en una mesa en donde éramos más los que estábamos arriba que el público. Y se entiende: no es asunto popular; debería; ojalá lo fuera. Signos de un mundo mercantilista.

“En cuanto a si ha habido involución o evolución, puedo decirte que de todo; han habido encuentros francamente decepcionantes y otros con muy buenos resultados, como este que acaba de pasar. En resumen, creo que hemos crecido, ya se conoce de las jornadas en muchas partes de México y aquí se han armado proyectos en beneficio de los escritores, sobre todo sonorenses”.

Algunos te consideran un héroe, otros una especie de Quijote. Casi siempre sacas adelante el evento rascándote con tus propias uñas. ¿Cómo te ha ido con los apoyos institucionales, tanto a nivel estatal como municipal?

 ¿Por qué el, parecería, endémico desprecio de los gobiernos por las manifestaciones culturales? Recuerdo que una vez un ayuntamiento te apoyó con no sé cuántos kilos de carne asada.

“Mala cosa si así es la comparación. Los héroes en México siempre han salido perdiendo y Don Quijote está loco. “Ya sabemos que la literatura y los literatos incomodan a mucha gente en el poder. En el ámbito municipal ha habido gobiernos que se han interesado por el proyecto y nos han brindado su apoyo; otros, como en el que cuentas la anécdota. La mayoría, por desgracia, ha ignorado lo que pasa en el arte y la cultura del municipio. Pero nada comparado a la respuesta de un director del ISC de triste memoria, quien en convincente razón para negar el apoyo argumentó que el 90% del presupuesto se iba en nómina. Bonita cosa. Sin embargo, debo decir que el apoyo del Institutoahora, con Tapia, ha sido incondicional y oportuno”.

Hablemos de la binacionalidad de las Jornadas. El adjetivo las matiza, las especifica, y nos ubica en una literatura concreta, la fronteriza. ¿Existe una literatura de la frontera, de Sonora, del norte, de México? ¿Hasta dónde la frontera determina un proyecto de creación?

“Hay un proyecto muy claro. En Estados Unidos están los investigadores y los apoyos para los estudios Literarios; y en México, los escritores. Varias veces han coincidido aquí los textos y sus autores como objeto de estudio, junto al sujeto que lo interpreta o trata de interpretarlo. Ambos nos necesitamos. “Teorizar acerca de los límites entre lo que es fronterizo o no, no cabe en esta entrevista. Nos vamos por lo que se hace en esta región, sin importar tema ni estilo”.

¿Te asumes, a partir de tu Decálogo para el poeta del pueblo incluido en tu libro Pídele a Dios que te toque buena muerte, como tal? Ese texto es muy doloroso. ¿Qué significa ser el poeta del pueblo, el escritor del pueblo: qué ves en los ojos de tusvecinos cuando te nombran de esa manera?

“Coincido contigo en que ese texto es deprimente. Recuerdo la presentación del libro en la ciudad de México, su lectura provocó que al lector se le quebrara la voz e interrumpiera la interpretación. Ahí me di cuenta de que hay muchos poetas de pueblo; aun vivas en una gran ciudad. “Pero hablando de mí, la verdad no me siento como tal; casi nadie me conoce; hay otros que sí se pueden catalogar como verdaderos poetas; se anuncian todos los días. Aunque quizás sí, por lo de vivir en la mediocridad, pero ello ya no depende de mí”.

¿Qué le esperan a las Jornadas en el futuro? ¿Y qué le espera a Rubén Meneses y a su obra en el futuro?  “Las Jornadas siguen, con o sin apoyo institucional. Por ejemplo, ya estamos avanzando en la preparación de las del próximo año. No es un proyecto solo personal, pertenece al pueblo, a los escritores todos. “De mi obra, que hablen otros, si quieren”.


LITERATURA DOS

Literatura escrita por mujeres en Sonora:

la deconstrucción de estereotipos

POR Inés Martínez de Castro

Referirse solamente a la literatura escrita por mujeres y/o femenina siempre me produce desasosiego, como si transitara por un terreno arenoso que, en cualquier momento, pudiera convertirse en mi propia trampa. Entonces, me enfrenta la pregunta -lugar común que tantos se han formulado ¿existe una literatura femenina? ¿porqué‚ nadie se refiere o estudia la literatura masculina?

Intento responderla y llego a la conclusión de que por lo mismo que no se hace referencia a literatura heterosexual o blanca, porque la apropiación masculina —al igual que la heterosexual o blanca— está consagrada y no hace falta estudiarla como un fenómeno aparte; en cambio, la apropiación homosexual, negra o femenina no lo está.

Por eso, por lo reciente de la apropiación literaria de las mujeres, por lo menos pública,  y la resistencia al reconocimiento de ésta, el correr de la tinta y la sensible inestabilidad del terreno. En la negación o resistencia social al reconocimiento de la apropiación de la literatura por ciertos  grupos  sociales, —entre los que se encuentran las mujeres- tiene que ver, según casi todos los autores consultados—  las relaciones de dominación-subordinación de un grupo ante otro. Más adelante volveremos sobre este punto.

En nuestra cultura, la mujer siempre ha sido lo otro (a), lo dependiente, y lo que escribe esa otra, ni siquiera ha sido considerado, en muchos casos, con categoría de literatura, ni las mujeres que la escriben, escritoras, sino cuando más señoras que escriben, que se divierten, que así gastan su tiempo de ocio.

Los comentarios que han hecho muchos escritores y críticos varones sobre el éxito reciente de escritoras latinoamericanas  parece, en muchas ocasiones, salpicados de misoginia proveniente de la desvalorización de lo femenino ya que juzgan a esta producción como falta de profundidad, de complejidad, no la consideran como verdadera literatura, aunque es visible que la literatura escrita por mujeres en el mundo va en aumento, así como su consumo y el incremento exponencial del número de lectoras. Pero revisemos, brevemente, algunos intentos de conceptualización de la literatura femenina.

En primer término, algunos autores como Lea Fletcher y Angélica Gorodischer, en su obra Mujeres y escritura hacen una diferenciación entre literatura femenina (que incluye mujeres que escriben como tales, como se supone que escriben las mujeres  —Obras completas de Inés Arredondo—) y varones que escriben como mujeres —Madame Bovary de Flaubert—-) y literatura escrita por mujeres  “…escrita por personas con características culturales de mujeres, (que incluye mujeres que escriben como tales y mujeres que escriben como varones” —El libro vacío de Josefina Vincens, las obras de M. Yourcenar—).

Esta clasificación negada o aceptada parcial o totalmente  se tambalea verdaderamente cuando se plantea qué es lo considerado femenino en la literatura, o cómo se presentan las características culturales de la mujer (como concepto) en un texto literario. La materia prima de la literatura es el lenguaje;  sí existen diferencias entre la apropiación del lenguaje por parte de las mujeres y de los hombres, el de las primeras  es considerado suave, eufemístico, agradable, no agresivo, pero sobre todo, mucho mejor si se puede  cambiar por el silencio. Con este lenguaje no se puede organizar la sociedad, solo obedecer, es el lenguaje de la sojuzgación.

Si se desea  destruirla, habría que adoptar el lenguaje masculino, su sintaxis, sus giros, su tono emocional, y así, se deja de ser mujer y se  adhiere al otro. Pero si se inventa un nuevo lenguaje, se ahondan diferencias y se acata, de nuevo, el decreto masculino del distanciamiento, de la diferenciación. Es decir, igualar nuestro el lenguaje al masculino o diferenciarlo, utilizando el heredado o inventando uno nuevo, trae como resultado representar la subordinación: he aquí la contradicción que hace inasible la literatura escrita por mujeres y de esta forma indefinible.Hay autores como Sara Sefchovich  que plantean lo femenino en la literatura de la siguiente manera: …por la opresión, por la pasión enjaulada, por la falta de perspectivas. Y no porque el  ámbito doméstico‚ no contenga su grandiosidad, sino porque dentro de él sólo se ha dejado espacio a la asfixia sin permitir que surja y se desarrolle la creatividad. Por eso en la escritura de las mujeres aparecen el hogar y los hijos, el matrimonio y los amantes, el cuerpo y el erotismo, la vejez y la religión, la culpa, el miedo y las ganas. Emociones que parecían privadas…lo que se ha dado en llamar ficciones íntimas, doméstico‚ subjetivas y sentimentales, para devaluar precisamente aquello que nutre en lo fundamental al ser humano. En cuanto a las características formales de la escritura de las mujeres continúa diciendo:…debido a la falta de apropiación del mundo: poca complejidad, menor problematización, una estructuración plana…un lenguaje menos rico, con menor innovación formal, menor experimentación y menos metáfora…….la grandiosidad parece poca porque no existen los temas del hambre, la miseria, la metafísica, la duda existencial, el mundo a descubrir y a nombrar

En este sentido, Elvira Orphée comenta que el mundo cerrado en que han vivido las mujerer, durante siglos la ha obligado a vivir hacia el interior, a diferencia de los hombres, vivir imaginativamente lo que se les negaba en la realidad —esto es evidente en la obra de la escritora chilena Ma. Luisa Bombal, como en sus novelas La Niebla y La amortajada,  por ejemplo. Además, las mujeres aprendieron a fijarse en las pequeñas cosas, lo cual  está presente en la literatura escrita por mujeres.

Hasta aquí, se ha planteado lo femenino de la literatura, por una parte,  en el lenguaje diferenciado y la manera en que a través de él, la mujer se apropia o no del mundo; por otra, también‚ se ha expuesto una postura más tradicional que engloba aspectos de contenido y estilo. Ambas posturas se apoyan, como se expuso, como resultado del lugar subordinado que ocupa la mujer en la estructura social, y que ha determinado la conformación del sujeto-mujer-escritora y que, de alguna manera, esa condición se hará  presente en su producción literaria.

Muchos casos de obras escritas por mujeres (y también por hombres) evidencian que la relación entre los condicionantes sociales del autor y el corpus literario no es mecánica,  es muy difícil si no imposible armar una correspondencia exacta, ni siquiera de género sin el auxilio de información extraliteraria. Es decir que muchas veces, no se llega  a saber si el escritor es tal o escritora. Además, esta tesis ignora la capacidad humana de imaginar y crear mundos alejados de la realidad cotidiana que viven los individuos y si  fuera así gran parte de la literatura universal nunca se hubiera escrito (Agatha Cristi).

Si partimos además de la perspectiva género para el análisis, se sostiene esta postura ya que este nuevo planteamiento sostiene que  sobre  el sexo biológico  se construye el género, es decir, que el ser hombre o ser mujer es un constructo social y como tal se transforma en el tiempo y el espacio y puede cambiarse.

Algunos postulados de críticos literarios afirman que la cuestión del sexo del autor no tiene nada que ver con la calidad de la obra literaria, y en eso coincido con Giardinelli cuando escribe: …porque nosotros nunca hemos creído en el sexismo literario y para nosotros un buen texto es sólo aquel que nos entusiasma por su escritura y lo que esa escritura sugiere, que nos impacta por sus originalidad, que nos motiva por lo que significa que nos conmueve por su combinación ético-estética, y al que jamás le buscamos —ni siquiera le miramos— genitalidades literarias. Sin embargo, en nuestra cultura falocrática, el hecho de que el autor de un libro sea mujer repercute muchas veces en los juicios de valor sobre  la obra literaria; porque, aunque ha habido muchos cambios y avances en cuanto a la equidad entre los géneros en variados aspectos de la vida, todavía se considera la inteligencia y el rigor como atributos preponderantemente masculinos; esto aunado a que las características  enumeradas por Sefchovich sí se cumplen en cierto número de obras producidas por mujeres y creemos que eso no tiene relación directa con la calidad,  el problema es la poca valoración de lo privado ligado a lo femenino. El sexo del autor  provoca juicios a priori e impide el acercamiento del lector al texto.

Otro criterio para evaluar la escritura de las mujeres, como afirma Guadalupe Aldaco, es el feminista.”Se piensa que porque la autora es mujer necesariamente va a plasmar, primero, el tema de la mujer, y después‚ el de su subordinación y emancipación”‚ esta es la propuesta de algunas feministas y en la literatura sonorense escrita por mujeres tenemos el caso de Margarita Oropeza. Este criterio ideológico subordina al estético que es el más adecuado para abordar una obra literaria. Así, encontramos obras feministas que son aberrantes al contrastarlas con los presupuestos de la estética vigente.

Con relación a este punto, expone Farienne Bradu: “Mal que bien, se ha admitido con el tiempo que la revolución no se hace con los libros pero, entonces por qué‚ exigirles a las escritoras  una participación en un movimiento (feminista) que tampoco habrá  de realizarse en los libros”. Sin embargo, el trabajo con la inteligencia, con el pensamiento  en el ejercicio literario hace evidente para las escritoras la situación de inequidad, desventaja  e injusticia que viven aún la mayoría de las  mujeres en el mundo y de ahí a la militancia sólo hay un paso.

Todo lo expuesto hasta este momento ha sido en referencia a la práctica literaria de la creación por mujeres, y creemos que sigue en pie la polémica de su caracterización diferenciada frente a la literatura escrita por hombres. Tocamos, de pasada, la recepción y valoración, pero en cuanto a la difusión de la literatura escrita por mujeres podemos decir que ha sido muy escasa y esto va de la mano con los juicios de valor, si la escritura de las mujeres no se considera “literatura” entonces no habría porque publicarla, difundirla. Asimismo, esta carencia de difusión no significa falta de producción y sí un acceso tardío de las mujeres a otros  ámbitos de la vida social fuera del hogar.

Panorama de la literatura sonorense escrita por mujeres

La investigación sobre la literatura sonorense es muy reciente y prácticamente lo que se conoce hasta hoy es lo sucedido durante el siglo XX y algunos estudios preliminares sobre el XIX. De cualquier manera, la producción literaria de mujeres que es  conocida, porque ha sido difundida, conforman un corpus escaso. Sin embargo, en los años recientes, la producción y la difusión de la literatura escrita por mujeres se ha incrementado. Pero sigue siendo grande la desproporción en comparación con los escritores.

En el estado de Sonora, del siglo XIX, solo tenemos el registro de la poeta Adela Arriola (1857-1900) incluida  en la Antología de poetas sonorenses de Segovia Rochín publicada en 1950. De este siglo, aparecen en esta antología 57 poetas, 13 de los cuales son mujeres: Adela O. de Walters, Enriqueta de Parodi, Ma. de la Luz Quiroz, Luz Estela Cázares, Manuela N. Vda. de Pedroza, Aglae Borbón, Luz Aguilar Aguila, Conchita Faubet, Rosario García Flores, Alicia Muñoz Romero, Armada de la Vara y Robles y Josefina Arriola.

En una compilación posterior de Alonso Vidal, titulada Poesía sonorense contemporánea. 1930-1985 que se editó en 1985, se publicaron poemas de 57 escritores, 7 de los cuales son mujeres, algunas que ya habían aparecido en la antología de Rochín pero no otras como: Lydia Espinosa, Abril Garay, Inés Martínez de Castro y Anna St. Clair. En el libro colectivo, Inventario de voces. Visión retrospectiva de la literatura sonorense, aparecen 57 escritores de diversos géneros (crónica, poesía, cuento, ensayo, novela y teatro) 11 de los cuales son mujeres —4 poetas— ,las que no fueron incluidas en las antologías anteriores y aparecen en esta son: Laura Delia Quintero, Alba Brenda Méndez Josefa Isabel Rojas, Emma Dolujanoff, Sonia Sotomayor, Margarita Oropeza y Guadalupe Beatriz Aldaco. (23)

Una antología más reciente es la titulada Sonora. Un siglo de literatura de Rocha, publicada en 1993 por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en su Colección Letras de la República  —lo que significa una distribución nacional— que incluye 33 escritores 8 de los cuales son mujeres —5 poetas—. Y, finalmente, Guadalupe Aldaco publica la antología Cantos de Minerva, una muestra de la literatura escrita por mujeres en Sonora,  que  reúne a  26 escritoras —18 poetas—.

Así, en 5 publicaciones antológicas que presentan el trabajo de 230 escritores  solo 65 son mujeres y 47 de ellas poetas. De este recuento, podríamos concluir, por un lado, que es menor el número de escritoras en Sonora,  y —esto  podría explicarse por el tardío acceso de las mujeres a la educación o porque se consideraba la literatura como un  ámbito masculino, sin embargo,  otra respuesta posible sería —mientras no haya investigación más acuciosa— que son pocas las publicadas y por muy diversas razones que van desde la exclusión por su ausencia en la actividad literaria pública, o porque su obra  no cumple con determinados requisitos  de calidad estética o porque simplemente, como afirmamos con anterioridad, la escritura de las mujeres no es considerada literatura.

Por otro lado, el elevado número de mujeres poetas es un fenómeno que también es evidente entre los escritores sonorenses mujeres y hombres, sin embargo, la recurrencia en las primeras es mayor, para lo cual no se ha encontrado aún una respuesta.

Las poetas sonorenses: otros  temas, lenguaje novedoso

Al realizar una revisión de la poesía sonorense escrita por mujeres, que es el género literario más desarrollado, encontramos que en cuanto a las temáticas tratadas, como afirma Sara Sefchovich están presentes  ficciones íntimas, entre ellas el amor —de presencia recurrente en la poesía desde hace varios siglos— y que a través del tiempo y de las distintas escritoras de nuestro estado, ha recibido los tratamientos más diversos desde el  modernista de Alicia Muñoz Romero:            Se me fueron los besos y palabrasaposentando en misteriosas celdas.­Y qué‚ sabía yo de amar!Tú, fuiste antes que tú.Mis ojos y mis labios sorprendidosapenas y supieron sonreíry fincaron un puente desairadodesde tu corazón. Que sin embargo, en otros poemas llega a un atrevimiento inusual para la época cuando dice: Te doy todo de mí/…te abro mi puerta,/ mi ventana/ mi ojiva…

En un  grupo nutrido de poetas los sentimientos de amor y desamor, dolor por el abandono del amado y el erotismo se relacionan con elementos de la naturaleza, como afirma Guadalupe Aladaco, pero el tema amoroso en casi todas las poetas se complejiza al mezclarse con otros asuntos y reflexiones sobre todo en aquellas poetas que van madurando su obra Clara Hilda Padilla: La marea de tu lengua/ se mete en mis rincones/ cataclismo de humedades/ que me deja temblando/ de sal y arena/ (1997, Se venden canarios rojos, ISC, Hermosillo) o …lengua imperceptible/paseando por los labios/busco la clave/ para arribar a la tenue penumbra de tu espacio…te pienso como navaja por el cuello/ la luz te toca/ y yo te pienso/ con las manos. El desamor, Laura Delia Quintero: “Quise alcanzar tu piel/ y me salió al encuentro/ tu rencor enclaustrado/ gusano de metal/ que me taladra/ y horada el corazón del mundo.”

El erotismo está  presente, con un tratamiento cada vez más directo de la relación carnal, sin eufemismos ni ocultamientos como en Inés Martínez de Castro: “El deseo asciende como lengua /pies húmedos de saliva se recuestan en el hambre/ frágiles de monte y cueva estación desnuda/ el calor salvajino lecho foso/ queda levitar ambos”. Fidelia Caballero: “Alguna desatada lengua/ dando en el punto exacto./ Algún dedo sin ley acurrucado,/ y qué,/ sobre la carne dulce./Se pesan, se toman y se miden./El dormido canta./ La dormida vive.”

También es considerado como tema femenino el de la búsqueda de la identidad, aunque  aparece reiteradamente en la poesía escrita por hombres. Y como masculino está la preocupación por el oficio de escribir que se presenta como un triunfo ante el silencio femenino. Alba Breda Méndez: “Tras la ventana traicionera,/ una voz estalla./ Amenaza;/ censura/ a mi expresión temprana; y ya/ no tengo duda;/ aprendí un desacato/ al gritar al otoño/mi poesía/ y me gustó. Inés Martínez de Castro: “Cavan voces en mí su espacio sonoro/ Mueren y renacen alimentadas/De mi escucha  de mi silencio/Yo no digo nada/ solo rumio/ Me alimento de la sangre/De las palabras  del estridente/Verbo de la hierba”

Contradiciendo los estereotipos de la literatura femenina, aparecen en la producción de las poetas sonorenses otros temas tratados de manera más profunda y utilizando  una expresión más elaborada. Así, las poetas hablan de la muerte y la enfermedad, la vida en las calles, de la enajenación, la duda existencial, en textos que reflejan una conciencia más crítica de la realidad, que se salen de la alcoba, dirían algunos que se “desfeminizan”. Alba Brenda Méndez: “En mi conciencia/ de mí/ se va borrando tiempo y espacio./Conozco ese instante/ en que se descuelga el sueño./ Ahora me pregunto,/ ¿podría descolgarse así…/ la muerte?, Fidelia Caballero: “Aquí/ donde callan los pájaros/ y se vuelven ríos de sangre las banquetas/ dejaré este cuerpo/ siempre dispuesto a los excesos,/ a la sobrevivencia/ pura y contagiosa.”

A manera de conclusión

Podemos concluir que, por una parte, las mujeres poetas en Sonora han abordado muchos temas, tanto las llamadas de manera despectiva como “ficciones íntimas”, que consideramos no deben perderse como preocupación humana, y manifestación de esa parte emocional que desgraciadamente la masculinidad vigente desdeña como sinónimo de una supuesta femineidad que por ser tal es devaluada y considerada como debilidad, también ha abordado temas ajenos a estas ficciones, impulsadas por preocupaciones filosóficas, sociales y personales producto del acceso, todavía minoritarios de las mujeres, a ámbitos que le habían sido vedados. Para ello, han creado además un lenguaje novedoso que experimenta nuevas formas y no se pregunta ni le importa si se iguala o no al lenguaje masculino


CANTANTE DE OPERA

Rendirán homenaje al tenor Francisco Araiza

Álamos, Sonora, es la sede principal del encuentro, que está dedicado a la ópera.

Los espacios de expresión de los cantantes de ópera en México resultan insuficientes, de ahí la importancia que tienen encuentros como el Festival Alfonso Ortiz Tirado, que desde hace más de dos décadas se ha dedicado a difundir la ópera y la opereta en Sonora, sobre todo en la región de Álamos, sede principal.

De acuerdo con Alonso Escalante, coordinador nacional de Música y Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes, es un hecho que hacen falta foros para la difusión del trabajo de los intérpretes mexicanos, pero ello también obedece “a la enorme producción de cantantes” en los últimos años.

“Arturo Chacón, por ejemplo, quien acaba de tener un gran éxito en la ópera de Los Ángeles, recibió becas en México y gracias al apoyo de instituciones mexicanas ha hecho una carrera. El que se vayan los cantantes al extranjero no signifique que emigren necesariamente por la falta de oportunidades en México, sino forma parte de la evolución misma de un cantante.”

En ese marco se inscribe el festival, consolidado como el más importante del noroeste de México, a decir de Fernando Tapia Grijalva, director del Instituto Sonorense de Cultura, creado con doble propósito: convertirse en un espacio indispensable para el canto operístico, al tiempo de reconocer el talento de los cantantes nacionales.

En esta edición se entregará la Medalla Alfonso Ortiz Tirado al tenor Francisco Araiza, “considerado uno de los mejores tenores del mundo por su técnica vocal, que le ha permitido abordar prácticamente todos los géneros operísticos”.

Asimismo, se otorgará un reconocimiento a otro tenor, como Revelación Juvenil, a Carlos Alberto Zapién Caballero, además de dar el Reconocimiento al Maestro Sonorense a Maximiliano Sánchez, promotor y creador de música tradicional en Sonora.

“La programación”, señala Tapia Grijalva, “se ha cuidado a través de una convocatoria internacional, con la cual se recibieron más de 150 solicitudes para participar en el festival, de donde se seleccionó lo más representativo tanto en canto operístico como en otros géneros, como el jazz, la trova y hasta música experimental.”

En la edición 2008 del Festival Alfonso Ortiz Tirado —a desarrollarse del 18 al 26 de enero en nueve ciudades de Sonora, como Hermosillo, Navojoa, Cajeme, Huatabampo, Empalme, Guaymas o Nogales, teniendo como sede principal a Álamos—, se tendrá como estado invitado a Oaxaca, cuya presencia servirá para complementar la oferta musical del encuentro.

“El estado”, comenta Andrés Webster Henestrosa, secretario de Cultura de Oaxaca, “tiene una alta tradición musical que vamos a exponer en esta ocasión, desde la música de viento —tenemos cerca de dos mil bandas en toda la entidad— hasta intérpretes contemporáneos, que se sustentan en la herencia oaxaqueña, pero con un nuevo lenguaje, como el jazz, la trova o el rock.”

Si bien el canto operístico es el eje de las actividades del festival, también se nutre con el primer Encuentro de Jóvenes Cineastas Sonorenses, ciclos de conferencias sobre música, cine e historia, amén de la presencia de grupos indígenas de la entidad, como los mayos, los yaquis o los seris.

“En realidad tenemos una actividad de fomento en todas las sedes, a través de un fondo permanente anual que promueve la cultura en los municipios, mediante la realización de actividades de fomento artístico y relacionadas con la creación de nuevos públicos”, concluye el director del Instituto Sonorense de Cultura.

 


VALADES

EDMUNDO VALADES, ESCRITOR

Nació el 22 de febrero de 1915 en Guaymas, Sonora, y murió el el 30 de noviembre de 1994 en la Ciudad de México. Su padre se llamó Adrián A. Valadés, quien fue periodista y estuvo encarcelado varias veces. A los seis años de edad, Edmundo se mudó a la capital del país. Poco tiempo después entra a estudiar a la Secundaria #7 que estaba ubicada en el exconvento de San Pedro y San Pablo en medio de la ciudad de México. A partir de 1937 fue reportero, articulista, cronista y columnista.

Primero se desempeñó durante muchos años como periodista en las revistas Floricel, Celuloide, Hoy y Así. Después ingresó al diario mexicano Novedades del que fue reportero, editorialista y director editorial. Al mismo tiempo publicó columnas de crítica literaria en los diarios El Día, Excélsior y Uno más uno. En el gobierno federal desempeñó el cargo de subjefe de la oficina de prensa de la presidencia de México durante el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines.

También fue un importante colaborador y profesor del Centro Mexicano de Escritores así como presidente de la Asociación de Periodistas Cinematográficos de México de la Asociación de Escritores de México. En 1939 fundó, junto con su amigo Horacio Quiñones, la revista de imaginación El cuento, que en esa primera etapa editó sólo cinco números. En 1964 empieza una segunda etapa de esta famosa revista que en noviembre de 1988 llegó al número 100, y que rebasó los 110 números a la muerte de Valadés.

Publicó 34 cuentos en tres libros: La muerte tiene permiso (FCE, 1955), Las realidades funestas (Joaquín Mortiz, 1966) y Sólo los sueños y los deseos son inmortales, palomita (Océano, 1986). Antologó El Libro de la Imaginación, 3 tomos de Cuentos Mexicanos Inolvidables y los 5 volúmenes de Los Cuentos del Cuento (Los Tiernos Infantes Terribles, La Picardía Amorosa, Ingenios del Humorismo, Amor, Amor y más Amor, y Los infiernos terrestres).

Recibió las siguientes distinciones: la medalla Nezahualcóyotl otorgada por la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), el Premio Nacional de Periodismo en 1981 por su trabajo en la revista El Cuento y en 1983 el Premio Rosario Castellanos que otorga el Club de Periodistas de México.

En 1989 CONACULTA, INBA, FIL y la Universidad de Guadalajara publicaron un libro llamado Valadés ´89 en donde Felipe Garrido (coodinador del proyecto) reúne textos, cartas y artículos de más de veinte autores acerca de Valadés. En 1997 CONACULTA publicó un libro de Miguel Ángel Sánchez de Armas llamado En estado de gracia, en donde el autor recopila una serie de entrevistas que le realizó a Valadés así como diversos ensayos tanto de Edmundo como del propio autor. En estas entrevistas Valadés expone aspectos de su vida poco conocidos, como su primera infancia en la ciudad de Guaymas y su llegada a la Ciudad de México

Actualmente, el mayor apoyo que CONACULTA ofrece a revistas independientes del país lleva su nombre, como un homenaje a su labor en la revista El cuento.