Dentro de la Sexta Feria del Libro del Cesues se llevó a cabo el pasado jueves la presentación del libro EL CRIMEN DE LOS PERIODISTAS CLARK Y WOOLFOK (Testimonios)  del escritor y cronista Francisco Eloy Bustamante, teniendo como presentador  al también cronista maestro Martín Cruz Alonso.

El escritor fue invitado por cuarta vez a este evento anual que el Cesues simultáneamente realiza en todos los planteles, donde se ponen a la venta libros de puros autores sonorenses a precios muy reducidos. La coordinadora Silvia Galindo de dicha Feria del Libro  señaló que son algunos los escritores a los que se les invita para que  participen en dicha feria.

El presentador Martín Cruz Alonso elogió las tareas de los periodistas, indicando que esto de los crímenes contra comunicadores, tal parece nunca parará “ya que todos los días vemos en El Imparcial una nota en done se señala…. tantos días sin el periodista Alfredo Jiménez Mota”…. El crimen de los locales Archibaldo Clark y don Enrique Woolfolk, fueron actos de sangre reprobables, dijo el presentador.

Qué bien que se rescate este tipo de crónicas de Magdalena, pues son sucesos que aunque estremecieron a la sociedad de aquellos  días, todavía están en el habla popular y necesario era tener un libro que nos dé más luz sobre este doble crimen, concluyó el presentador.

Por su parte el escritor inició dando un pormenor de cómo se escribe un libro, a base de paciente investigación, entrevistas, localización de datos, fotos, etc. Y en gran parte se logró gracias a las aportaciones del cronista don Adalberto Demara Soto, quien incluso llevó al escritor a conocer la tumba de Archí Clark, y asimismo a la novia de este que ya era una anciana en la mesa de Imuris.

Seguidamente te el cronista relató el capítulo ESO TE PASA POR PARECERTE AL DIABLO, en donde se describe la triste situación de una madre que iba al panteón a ver la tumba de su joven hijo asesinado.

Para luego el también poeta declamó el poema “14 PUÑALADAS” que él mismo dedicó a la recia figura de don Enrique Woolfolk, quien dijo desde que supo de este sacrificio tan inhumano, lo estremeció y lo llevó a componerle un poema épico donde termina:

Pero también vi su astucia

y el gesto del villano General

su cínica gesticulación

la satisfacción y complacencia

que a la hiena le fue deudor.

Dios perdone a ese filisteo

con los ojos saltados de furor.

 

Ante la imagen testimonial

como presa de un clan de fieras

sólo me convoca 

a contener el lagrimal

por no manchar la añeja sepia

de una escena plena de dolor.

 

Musito una oración en nombre

de su esposa y sus pequeños hijos,

don Enrique Woolfolk

toda la ciudad

te es deudor

Magdalena de Kino

Magdalena de Woolfolk 

Magdalena y su río 

la sangre y el dolor.

 

 

El recuerdo y el corazón

 

su río fue testigo 

Woolfolk vive

como baluarte de libertad.

El historiador dijo que el crimen según todas las evidencia fue políticos y se señaló como autor intelectual del mismo al general Fausto Topete quien seria gobernador de Sonora, reacio a las críticas del periodista magdalenense ante cuya tumba el maestro de América José Vasconcelos colocó una ofrenda floral cuando vino en campaña en la búsqueda de la presidencia de la República

Finalmente luego de responde algunas preguntas hechas por el autor, cada quien que fue respondiendo acertadamente les regaló una revista SONOT editada por el escritor,  quien recibió un diploma  de reconocimiento por su participación en la sexta Feria del Libro por parte de la coordinadora de la Biblioteca.