“Las agrupaciones fraternales y mutualistas bien constituidas y encauzadas, han venido a llenar un enorme vacío dentro de la comunidad en que vivimos.

El medio en que estamos acostumbrados a actuar es con frecuencia hostil e indiferente, resultado de ello es que para muchas familias de recursos limitados, la vida se presenta cruel”. 

Así comenzaba el folleto de la Sociedad de Artesanos “Hidalgo” que editó para conmemorar sus cincuenta años de fundada, en 1946, y luego añadía:

“Muchos jefes de familia -artesanos, empleados, obreros- no logran sobrevivir con el producto de su trabajo las necesidades mas apremiantes de su hogar, teniendo por consiguiente y por fuerza que recurrir a la caridad pública o las autoridades, cuando se llegan situaciones críticas de urgencia inmediata.

 

Por otra parte, cuando desgraciadamente sorprende la muerte a uno de esos mártires de la necesidad, fatalmente dejan a su familia en el más horrible desamparo: viudas y huérfanos que Quedan en este mundo atenidos a la misericordia de quienes quieran ocuparse de ellos.

 

Muchos de estos dramas conmovedores han podido preverse y evitarse, gracias al establecimiento de sociedades cuyo objetivo es puramente fraternal y mutualista. Estas agrupaciones salvadoras han sido oportunas naos en los mares procelosos de la vida, que con sus oleajes tempestuosos han amenazado la existencia de tantos miles de seres que navegan en una vida con sentimientos de hielo e indiferencia de esfinge. Son las sociedades mutualistas las que llenan un inmenso vacio de los muchos que adolece la humanidad, y que tienen la misión generosa de unir a los hombres para enseñarse a ayudarles recíprocamente”.

 

 Hemos reproducido parte de lo que señala el mencionado folleto del 50 Aniversario de la Sociedad de Artesanos “Hidalgo”, que  hace tiempo que dejó de existir; quizá se extinguió porque envejeció, es decir, sus Socios fueron muriendo y no engroso sus filas gente nueva. Pero en su último estertor intentó hacer un beneficio a la juventud cuando su edificio ubicado en la esquina suroeste de Garmendia y Monterrey, pasó a ser propiedad de la Universidad de Sonora.

Los iniciadores de la Sociedad fueron los señores Filomeno Pérez, Teodoro Islas e lrineo S. Michel, en el año de 1896.  Sólo conocimos personalmente al señor Michel, fallecido en 1933 al bajar los peldaños interiores del Palacio de Gobierno. Su muerte fue muy sentida por su trayectoria intelectual.

 

Los señores Pérez e Islas quizá fallecieron antes de que tuviésemos conciencia de que formábamos parte de los habitantes de este mundo.

 

Pero recordamos cuando los miembros de la Sociedad sesionaban en su local propio, el cual rentaban para bailes por ser este muy apropiado para esa actividad, quizá el mejor antes de que el Casino de Hermosillo se ubicara en el inmueble llamado “La Muralla”. En la mutualista figuraron como socios, personajes muy importantes de Hermosillo, que no tenían necesidad de ser miembros de esa agrupación, sino que estaban allí movidos por el altruismo.

 

Esas personas desinteresadas, prósperos comerciantes o destacados profesionales, dieron una gran proyección a la institución; entre esos podemos nombrar a los siguientes:Profr.  Benigo López y Sierra, presidente por los períodos de 1896 a 1897 y de 1899 a 1900.  El maestro López y Sierra llegó a Hermosillo cuando tenía 34 años de edad y de inmediato el gobierno del Estado ocupó sus servicios como director de la Escuela No.1; fue catedrático del Colegio de Sonora y después tuvo una escuela particular.

 

Terminó sus días el 7 de julio de 1907. Don Jesús Abril fue el segundo presidente (1897 -1898). Don Simón Bley, copropietario de la Mercería de La Paz, quien ocupó la presidencia municipal de Hermosillo en tres períodos constitucionales: de 1901 a 1902, de 1902 a 1903 y de 1907 a 1908. Además estuvo al frente de la Mutualista como Presidente, antes de ser jefe del Cabildo de Hermosillo, en 1898, 1899.En la actualidad  (1993) el edificio se encuentra semidestruído, abandonado a su suerte por lo que se ha venido convertido en refugio de malvivientes.

 

Es una lástima, pues es un bello edificio que no merece esa suerte. Después de nueve meses de trabajo, concluyó la remodelación del antiguo edificio. (Reportaje publicado en la Revista Sonora Mágica el mes de Julio de 1993)

 

INAUGURAN LA SOCIEDAD DE ARTESANOS “HIDALGO”

Después de nueve meses de trabajos de remodelación y acondicionamiento, en los cuales se invirtieron seis millones de pesos, este día se inaugura el centro cultural ‘Sociedad de Artesanos Hidalgo’.

Las puertas del viejo edificio, ubicado en pleno Centro Comercial e Histórico de Hermosillo, se reabren a la comunidad, después de permanecer cerradas por años.

 

En el marco de las actividades comprendidas en las ‘Fiestas del Pitic 2008’, las autoridades del Ayuntamiento de Hermosillo y la Universidad de Sonora (Unisón) otorgan un espacio más para el desarrollo de la cultura y el arte. El 24 de agosto del 2007, se firmó un convenio entre representantes del Gobierno municipal y la Unisón para restaurar el edificio fundado en 1903, para eventos organizados por los integrantes de la Asociación de Artesanos Hidalgo de la capital sonorense.

 

En sus años de bonanza, el edificio fue utilizado para las sesiones de la sociedad mutualista, como bailes, actos culturales, sesiones de organizaciones obreras y fue rentado para fiestas diversas. Antes de su cierre, funcionó un billar; en tanto, las actividades de la agrupación concluyeron en 1957. El inmueble donado a la Unisón por la sociedad mutualista en el año de 1973, pero por diversos motivos y circunstancias dejó de operar.

 

En los últimos dos años, la Unisón hizo algunas tareas de mantenimiento, sobre todo de limpieza y colocación de techo, para evitar un colapso de la estructura en tanto se obtenían los recursos suficientes para su remodelación y la concepción de un proyecto integral.

 

Al concretar la coordinación entre Ayuntamiento de Hermosillo y Unisón, el espacio será utilizado para una biblioteca pública municipal, exposiciones, charlas, teatro de cámara, talleres, cursos, cafés literarios y círculos de lectura, entre otras actividades. Este lunes 24, la Sociedad de Artesanos Hidalgo recobra vida al ser inaugurada por autoridades estatales y municipales, encabezadas por el gobernador Eduardo Bours Castelo.