937 En este año se empezó a tomar realmente en cuenta el concluir los caminos carreteros principales de la entidad,  la economía de estado se agiliza notoriamente.

  Así que el gobierno del general Román Yocupicio se dio a la tarea de llevar adelante la obra de pavimentación de la carretera internacional número dos; y a los gobiernos anteriores habían puesto interés en este magno proyecto pero con menos fortuna.

  La carretera Internacional que va de Nogales a estación Don El Mezquite, importante vértebra que cual enorme serpiente atraviesa de un extremo a otro lado de la entidad, y que partiendo de Nogales hasta el Mezquite en donde se eslabona con la de ese mismo lugar atravesando el estado de Sinaloa, se encontraba seriamente deteriorada y con un sin fin de curvas, por lo que el gobierno de Yocupicio se dio a la tarea de reconstruirla.

  En este empeño tuvo eco en la reunión de gobernadores realizada en el mes de febrero de 1937 en Mazatlán, Sinaloa y un represéntate de Sonora.
 En dicha reunión tan transcendental destacó en primerísimo lugar el problema relacionado con las vías de comunicación acordada donde dejar concluidos los trabajos de la carretera Nogales. Guadalajara en toda su amplitud a fin de que a la entrega de poder de los respectivos mandatarios estuviera terminada completamente.
  A partir del primero de Junio de ese mismo año, los trabajos que dese un principio habían estado a cargo de una junta de administración, fueron traspasados por contrato a la Compañía Constructora y Pavimentadora, S.A.,  que se encontraba  perfectamente equipada, dando un inusitado impulso a la  obra.
  Tomando en cuenta que eran muchas las curvas en dicha carretera, se procuró desde que se hizo cargo del gobierno el Gral. Yocupicio de suprimir la mayor parte de ellas restando así peligros para los que la transitan.

 Fue en esta ocasión  cuando se construyó el pavimento en el “vado del Río” a la salida sur de Hermosillo para dejarla comunicada con el resto del estado. La carretera en su totalidad desde el Kilómetro Cero, que corresponde a Nogales hasta El Mezquite,  quedando perfectamente transitable sin tener que cruzar más vados ni desviaciones.