Historia del cowboy y su forma de vestir PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Administrator   
Lunes 27 de Junio de 2011 18:17
La forma de vestir de la gente del campo, tiene su influencia en EStados Unidos, de donde salió la ropa adecuada y fuerte para los rudos trabajos del campo.

Hasta el día de hoy vestir al estilo cowboy no solo sigue siendo la preferencia de todos quienes aman la vida del campo, sino que se ha convertido en un estilo muy sonorense de vestir 
a genial idea del pantalón vaquero no fue en realidad del judío Levi Strauss, que en sus inicios había formado una empresa que se encargaba de suministrar toldos y lonas para las carretas en las zonas mineras de California, coincidiendo con la fiebre del oro y la necesidad de productos relacionados con el abastecimiento de los mineros.

En 1872, Levi recibe una carta de un sastre de Nevada, Jacob Davis, quien era cliente de la firma, proponiéndole una idea revolucionaria, utilizar sus telas para la elaboración de unos pantalones resistentes que llevarían unos remaches metálicos en los remates de los bolsillos.

La falta de solvencia de Jacob le llevó a proponerle a Levi que ambos compartiesen la patente de este nuevo pantalón de trabajo todo terreno. Los primeros vaqueros se realizaron en dos modelos: algodón azul añil y marrón duck.

El empleo del denim, nombre tomado de la tela sourge de Nimes, más tarde transformado en su apócope De Nimes sería el paso siguiente, cuando Levi decidió sustituir la loneta por un tejido de sarga en algodón.

Utilizado exclusivamente por los hombres, fue en 1935 cuando la revista Vogue anuncia su invención y lo recupera para el mundo de la moda, siendo su impacto inmediato desde el primer momento.

La catapulta definitiva viene de la mano de la película West Side Story en donde sus personajes los lucen con una idea preconcebida de estilo urbano y rebelde.

Rebeldía que definitivamente se consagra en la imagen de James Dean y Marlon Brando, para pasar a ser un signo de igualdad entre hombres y mujeres, ricos y pobres, blancos y negros, haciendo del vaquero la prenda más democrática e igualitaria de todos los tiempos.

Hay pocos momentos en la historia de la moda desde entonces, en que los vaqueros se hayan relegado a una posición de inferioridad respecto a otras prendas, quizá durante algunos años en la década de los 80, para volver con nueva cara, adaptados por todos los diseñadores como prenda base en la que desarrollar su ingenio creativo, y haciendose eco de las nuevas tendencias en cuanto a talle más bajo, perneras estrechas, o siguiendo la linea ultra slim que hace que se estrechen pegandose prácticamente a las piernas como si de un leggin se tratase, haciendo un guiño a épocas pasadas y a estilismos que hoy vuelven con fuerza y que nos recuerdan a los chicos de Grease, musical en el que podemos ver como conviven dos de los looks de esta temporada el college para las niñas buenas y el roquero para las no tan buenas.

El uso del Levi´s en vaqueros y vaqueritas

La moda vaquera no tiene edad porque rejuvenece, ¿quién no ha lucido un pantalón o una falda de mezclilla, un precioso sombrero de junco o unas botas?

Sin duda, es una de las tendencias preferidas, sobre todo en las Ferias y Expos ganaderas de verano.
Las prendas de este estilo se combinan fácilmente, por ello no pueden faltar en su guardarropa.
Los clásicos jeans son las estrellas de la pasarela a nivel mundial por su versatilidad y son la pieza del ropero más abundante en el mundo.

Diana Aguilar, de tiendas Handal, explica que la clave está en sus múltiples usos y su capacidad de adaptarse a distintas ocasiones.

“No hay reglas de lugar ni momento para lucir unos jeans, sirven tanto para ir al campo como para deslumbrar en la discoteca”, agrega.

Con algunos accesorios o aplicaciones puede darles un aire étnico, hippie, roquero, formal o romántico; recuerde que el pantalón de mezclilla jamás pasará de moda.

Otra opción son los de color negro con detalles en dorado que iluminan y le dan un toque juvenil; combínelos con sandalias bajas si la salida es durante el día, o con botas, para verse más elegante.
Para que se le vean más caderas elija un pantalón con bolsillos chicos en la parte posterior y si está desgastado, acentuará sus glúteos.

Encontrará modelos rectos, ajustados, holgados, a la cadera, de pierna estrecha, rasgados o rotos en las rodillas, deshilachados, bordados, con incrustaciones, parches cordones, flecos, remaches, bolsas traseras bordadas y de mezclilla deslavada, teñida y combinada con otros textiles o cuero.

El uso de la mezclilla no sólo se reduce a los jeans, también hay tops, corsés, faldas, minifaldas, shorts, vestidos, blusas, chaquetas, gorros y bolsos de esta tela.