Portada ARQUEOLOGÍA ISLA DEL TIBURON
ISLA DEL TIBURON PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Administrator   
Lunes 17 de Marzo de 2008 16:08

   EXPEDICION FILIBUSTERA A LA ISLA DEL TIBURONalt

Por: Gastón Cano Ávila

El día 21 de noviembre de 1907, el periódico San Diego Nacion, de la ciudad de San Diego, California, publicó la noticia de que el aventurero William Mackell Caldwell había organizado una expedición con 150 hombres armados para tomar la Isla del Tiburón,

que era reclamada por Mrs. Blinn, casada en ese entonces con un sediciente abogado, pero viuda de Don Guillermo Andrade, antiguo cónsul mexicano en Los Angeles, ciudad donde se decía se estaba reclutando la tropa. Se pretendía ocupar la isla, matar a los indios que la estaban habitando (los seris) y que fuera explotada por su legítima dueña.

 


El mismo día, el cónsul de México en San Diego, Sr. J. Díaz Prieto, lo comunicó por oficio y con recortes del periódico al Jefe Político y Militar del Territorio Norte de Baja California, Coronel Celso Vega, de Ensenada.


Esto causó un revuelo de inmediato en el medio oficial mexicano, sobre todo en la Frontera México-Americana del Noroeste. Cartas, telegramas y diversos despachos se turnaron de una a otra dependencia.


Un señor, Antonio J. Flores, cuyo cargo no se menciona pero que escribe con marcada confianza desde Los Angeles al coronel Celso Vega, después de darle prolijos detalles sobre Flores Magón y otros mexicanos apresados en California por andar organizando actos subversivos contra México en Territorio americano, asociándose con el Partido Socialista de aquel país, pasa a referirse a la mencionada publicación del San Diego Nación, le dice: "Respecto a su segunda carta, ese es todo borrego.

La tonta viuda de Andrade ha andado esparciendo el rumor de que es dueña de la Isla del Tiburón y el presunto marido, que entre paréntesis no es abogado, sino persona de carácter dudoso, según me han informado, no vacilará en tratar de sacar algún provecho de la dichosa isla; pero difícil es que lo logre pues en primer lugar la isla no pertenecía ya a Don Guillermo al tiempo de su muerte, pues dos ó tres años antes le canceló el Gobierno la concesión que tenía y reivindicó la isla dándole a Don Guillermo en cambio de esos derechos, unos terrenos en el Distrito de Altar, en Sonora; y es natural que cualquier persona que entre en tratos con ella ó con el marido procure primero, antes de meterse en gastos, que serían de importancia para la ocupación de la isla, saber si eran ó no ciertos los derechos que la viuda alega. Yo creo que el marido está especulando con algunos incautos, con los intereses de su esposa en la testamentaría de Don Guillermo y al efecto periódicamente hace que publique la prensa noticias exageradísimas cuando no verdaderamente falsas, sobre los cuantiosos bienes que dizque dejó Andrade y le corresponden a la viuda.alt


La Prensa de este país que acoge cuanto es de sensación no vacila en publicar semejantes desatinos, y el marido, sin duda, medra y se hace de algunos fondos apoyado en esas fabulosas relaciones. Sin embargo, ya procuro ponerme al habla con el individuo en cuestión y con el pretexto de darle informes sobre la isla etc., podré sacar con certeza lo que haya de cierto; pero que le repito, en mi concepto todo saldrá borrego.
Sabe Ud. que con gusto atiendo siempre lo que por acá se le ofrezca, máxime tratándose del bienestar de nuestra Patria, y que puede ordenar con toda confianza a su afmo. amigo S.S. que mucho lo estima.

Firmado A.J. Flores

El 26 de noviembre, un señor Sandoval, banquero, de la casa P. Sandoval y Compañía de Nogales, Sonora, le dirige al Gobernador del Estado, Don Luis Torres, la siguiente carta:

Sr. General Don Luis Torres
Gobernador del Estado
Hermosillo, Sonora, México.

Muy estimado Señor y amigo:

Correspondo a su grata de fecha 21 del presente y confirmo la mía del 22.

La carta que dirigió Ud. a la nieta del Sr. Gral. Cañedo la recibió pero la dirección correcta es: Inmaculate Heart College Hollywood-Cal. alt
Ayer tuve una entrevista con la Señora Blinn viuda de Andrade y su apoderado y me aseguraron que nada tuvieron que ver con el aventurero Caldwell quien procuró verla pero que no quiso recibirlo y que entonces ocurrió con su apoderado para hacerle proposiciones para hacer un viaje de exploración a la isla de Tiburón si le pagaban los gastos y que le contestó que no tenían que ver con la isla pues que ni pretenden tener derechos algunos sobre ella: así es que resultó lo que Ud. suponía, que sólo se trataba de artículos de sensación de la prensa americana.
En espera de sus siempre gratas órdenes, me repito su Afmo. Amigo y S. S.
Firmado A. Sandoval

Por lo visto, pues, el Gobierno del Estado también se estaba moviendo en el asunto en forma extraoficial.
El día 28 del mismo noviembre, Don Celso Vega Coronel Jefe Político y Militar del Territorio de Baja California dirige a Don Luis Torres la siguiente carta:

Ensenada, Baja Calif. Novbre. 28 de 1907.

Señor Gobernador
General Don Luis E. Torres
Hermosillo, Sonora

Mi General y querido amigo:

Cumpliendo la promesa que a usted hice en mi telegrama del 18 del corriente contestando el suyo de igual fecha, relativo a la noticia publicada por la "Union" de San Diego, Cal., sobre la proyectada ocupación de la Isla del Tiburón por el aventurero William Mackell Caldwell, autorizado, según la "Union ", por la viuda del finado Cónsul Don Guillermo Andrade, tengo la honra de acompañarle copia de una carta del Sr. Antonio J. Flores y en la cual, entre otros datos, me comunica los que ha podido adquirir sobre el asunto de la repetida Isla.alt


Como usted se servirá ver en la carta del Sr. Flores la noticia de la "Union" carece de fundamento y parece ser únicamente una de tantas noticias de sensación de las que publica la prensa americana.

Pero en cambio me proporciona datos sobre un proyectado movimiento revolucionario en esta frontera que pretendían organizar descontentos refugiados en el Sur de California, y el cual, afortunadamente, fracasó.

Al recibir el telegrama de usted a que me he referido había ya tenido conocimiento de que se fraguaba invadir esta frontera y con el objeto de adquirir datos sobre el particular me dirigí a varias personas de San Diego y de Los Angeles, sin perjuicio de establecer un estricto servicio de vigilancia en la línea divisoria y en los caminos que conducen a los Estados Unidos. Después, en vista del telegrama de usted, pedí informes sobre ese asunto, no solamente a particulares, sino a los Cónsules de México en San Diego y en Los Angeles.

El Cónsul de Los Angeles no me ha contestado aún; la contestación del de San Diego debe obrar ya en poder de usted, pués se la remití original con oficio del 25 del mes en curso, y de los informes particulares que he recibido sólo merecen tomarse en consideración los que me proporciona el Sr. Flores en la carta que acompaño, por ser comunicados por persona que reside en

Los Angeles hace veinte años; conocer la tendencia anexionista de muchos californianos y ser capaz de apreciar los hechos.
Con mis mejores deseos por su felicidad, y ofreciendo comunicarle todos los informes que yo adquiera sobre los indicados asuntos, me repito de usted, con la estimación de siempre, su adicto subordinado y amigo que mucho lo aprecia.

Firmado Celso Vega

Por otra parte, el mismo día 28, el Señor Antonio Lozano, Cónsul de México en Los Angeles, California, manda el siguiente comunicado al coronel Vega, a Ensenada:

Antonio Lozano.- Cónsul de México. Los Angeles; Cal. Los Angeles, Cal. 26 de Noviembre de 1907.- Señor Coronel Don Celso Vega, Jefe Político y comandante Militar del Distrito Norte de la Baja California, Ensenada.- Estimado Señor: Me favoreció la atenta carta de Ud. de 19 del corriente, en que se sirve recomendarme le informe qué fundamento tienen las versiones propaladas por un periódico de San Diego, Calif., en sentido de que un aventurero llamado William Mackell Caldwell ha organizado a cuadrilla de 150 hombres armados, con el fin de ocupar la Isla del Tiburón, matando a los indios que la ocupan, par lo cual estaba autorizado, según el mismo periódico, por la viuda del finado Cónsul de México en esta ciudad, Don Guillermo Andrade.- alt

Para mejor informar a Ud. con respecto al asunto, tuve una entrevista con la citada viuda y con su ab oado Mr. Case, y este me manifestó q absolutamente tenía fundamento la historia publicada, porque, si bien era cierto que el mencionado Caldwell había estado a verlo para que lo pusiera en contacto con la repetida viuda, nunca accedió a sus deseos; que durante la entrevista que tuvo Caldwell con él (Mr. Case) hablaron generalidades pero sin mencionar siquiera semejante proyecto de ocupación de Isla.

Agregó Mr. Case que Caldwell, según se le había dicho, estaba preso en San Diego.- Al remitir a Ud. adjuntos unos recortes del periódico "Evening News" correspondientes a los días 29 de Octubre último y 7 del actual, que tratan de la pretendida expedición filibustera, quedo de Ud. afmo. atento S.S.- Antonio Lozano.- Rúbrica.
Es copia de su original.
Poco después, el 5 de diciembre, el mismo Celso Vega escribe de nuevo a Don Luis Torres dándole más datos sobre la personalidad de Caldwell:

Ensenada, 8. Calif. Die. 5 de 1907.

Señor Gobernador
General Don LUIS E. TORRES. alt
Hermosillo, Sonora.

Mi General y querido amigo:
Acompaño a Ud. original la contestación del Sr. Cónsul de México en Los Angeles, Don Antonio Lozano, a la carta que le dirigí el 19 del próximo pasado noviembre solicitando informes sobre la proyectada ocupación de la Isla del Tiburón a que se refiere su telegrama del 18 del mismo; así como también dos recortes del periódico "The Evening News" correspondiente a los días 29 de Octubre y 7 de Noviembre últimos que el mencionado Cónsul se sirvió adjuntar con su carta.

Como Ud. se servirá ver en uno de los recortes se trata de la proyectada ocupación de la Isla del Tiburón, procediéndola de una serie de falsas informaciones, y, parece, que la noticia de la pretendida ocupación no tiene otro fundamento que el dicho del Jefe (?) de la expedición, William Mackell Caldwell. En el otro recorte se dan a luz los antecedentes del dicho Caldwell nada edificantes. Son ciertos los relativos a la fuga de San Diego, acompañado de Arthur Acton, su venida a esta Ensenada y el embarque de ambos para aquel puerto, en donde, juzgados por los delitos de robo y de lesiones, fué absuelto Caldwell, aún cuando en la opinión pública también había tenido participación en esos delitos. Y también son ciertos, según mis informes, los demás antecedentes que del repetido Caldwell hace públicos el periódico de referencia.


Como en mi concepto los antecedentes de Caldwell son bastante malos para que no pueda confiarse en él, estimo exactamente la información del Sr. Cónsul Lozano, la cual corrobora la que me proporcionó el Sr. A. J. Flores en carta cuya copia remití a Ud. con mi anterior, y por ende, que la proyectada ocupación de la Isla del Tiburón es únicamente una noticia sensacional de prensa americana.
Deseándole todo género de felicidades, me repito de usted, con la estimación de siempre, su adicto subordinado y amigo que lo quiere.

Firmado Celso Vega.


El 13 de diciembre, el Sub-Secretario de Gobernación, cuya rúbrica parece decir Miguel S. Mercado, hace el siguiente comunicado, sin especificar el papel a quién.
El "Explorador" desaparece misteriosamente. Se teme un delito.-(Del "Unión" del 19 de Nov.) William Mackay Caldwell, bien conocido en la localidad por haber anunciado recientemente que dirigiría una expedición a la Isla del Tiburón, con objeto de rescatarla alas tribus que actualmente la dominan, y entregarla a la testamentaria del finado General Guillermo Andrade, ha desaparecido de Los Angeles, donde se supo que estaba últimamente, y la policía de la ciudad está emprendiendo una investigación, pues se teme que Caldwell haya sido víctima de algún delito.

Los antecedentes de Cadlwell en Los Angeles son sombríos. Fué acusado de haber circulado un cheque falso, pero el proceso en su contra se desechó porque el testigo quejoso no pudo identificarlo. Los detectives lo aprehendieron bajo el nombre de George Darnley en una casa de huéspedes bajo el cargo de haber circulado un cheque de $100.

Cuando se le arrestó, Caldwell acababa de regresar de un viaje a México. Posteriormente Caldwell estuvo complicado con un individuo Arthur Acton, hijo del escultor Adams Acton, quien declaró que no había tomado parte en el asunto.- alt

Los amigos de Caldwell dicen que ahora ha sido víctima de algunos individuos quienes le han puesto fuera de su camino, para impedir que se apodere de la isla y perjudique sus intereses. Aseguran además que Caldwell es inocente de todas las acusaciones que se han hecho en su contra y que es un atrevido explorador.

Es copia.- México, Diciembre 13 de 1907.
El Subsecretario

Finalmente el 20 de diciembre, el General Lorenzo Torres, Jefe de la Primera Zona Militar, con cede en Torín, Sonora, comunica al General Luis E. Torres, Gobernador del Estado, el siguiente despacho:

El General Secretario de Guerra y Marina, en oficio fecha 12 del corriente, dice a este Cuartel General, lo que sigue: "La Secretaría de Relaciones Exteriores en oficio número 1043, fecha 10 del actual, dice a esta de Guerra, lo que sigue: El Cónsul de México en San Diego, California, me dice en nota fechada el 27 de Noviembre último, lo que sigue:

Con referencia a mi nota número 20 de fecha 28 de Octubre anterior, relativa a la expedición filibustera a la Isla del Tiburón, del aventurero W. Mackey Caldwell; nada nuevo ha ocurrido hasta la fecha, pues parece que ha desaparecido de la Ciudad de Los Angeles, por varios asuntos pendientes con la justicia, según verá Ud. por el adjunto recorte de "Unión" del 19 del actual.-

 Aunque he creído siempre, que la noticia no ha sido más que un "canard" de los muchos que publica esta prensa asociada; me apresuro a darle cuenta del resultado de mis gestiones pues mucho temo quiera dicho aventurero y sus aliados, cruzar nuestra frontera por Yuma ó bahía S. George hasta dicha Isla del Tiburón, con el pretexto de ir a buscar minas, aprovechando de lo despoblado y desierto que está el Distrito de Altar, Sonora, y se debe redoblar la mayor vigilancia posible a fin de evitar la invasión de esas gentes nocivas al País.- Seguiré dando noticia de todo cuanto sepa sobre el asunto.
Hónrome transcribirlo a usted para su conocimiento.

Protesto a Usted mi atenta consideración.


Libertad y Constitución. Trín, Diciembre 20 de 1907.
El General en Jefe Firmado Lorenzo Torres.

Por lo que hemos visto, toda la trama de la invasión filibustera a la Isla del Tiburón no fue, para fortuna de México y en particular de los Seris, mas que el consabido "canard" de los periodistas, o en español una "Tempestad en un vaso de agua", o en mexicano bucólico "pura polvareda".
 


NOTAS BIBLIOGRAFICAS

Bajo el patrocinio del Programa Cultural de las Fronteras se editó esta compilación bibliográfica que tiene por finalidad poner al alcance del público una bibliografía selecta y comentada sobre la historia de los estados mexicanos de la frontera norte del país.

La obra comprende 430 páginas E incluye textos sobre las dos Baja Californias, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. La relación de textos sobre Sonora está comprendida en 74 páginas e incluye alrededor de 165 obras.
La selección y los comentarios correspondientes a la bibliografía sobre nuestro estado estuvieron a cargo de nuestra compañera de la S.S.H., Cynthia R. de Murrieta, del Centro Regional del Noroeste INHA-SEP.alt

La investigadora dividió la temática relativa a la historia de Sonora en diez categorías, como sigue:
I.- Geografía y Medio Ambiente.
II.- Historia Prehispánica.
III.- Etnohistoria.
IV.- Historia Colonial.
V.- Sonora en la nación.
VI.- Porfirismo.
VIL- Revolución.
VIII.- Historia Contemporánea.
IX.- Historia local y municipal.
X.- Obras de Referencia.

Tanto la selección de las obras como los comentarios a cada una de ellas, están hechos con una gran seriedad y profesionalismo por parte de la Sra. Radding de Murrieta y constituyen, junto con las otras relaciones que provee la obra, un valioso instrumento para investigadores y estudiosos de la frontera norte de México. (AHD)

 

NET & COMPUTER SYSTEMS