Portada Historias y Cronistas MINERIA
MINERIA PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Administrator   
Viernes 17 de Octubre de 2008 22:47

  SONORA CUATRO SIGLOS DE MINERIAalt

Ing. Marco Antonio Bernal Portillo
Asociación de Mineros de Sonora, A.C.

El mundo tiene puestos los ojos en Sonora. Hay oro en Magdalena, ya están aquí expertos de Ohio. En Moctezuma, Sahuaripa, Río Yaqui, Arizpe, Ures, Altar, hay oro, plata, carbón, cobre, antimonio, cinabrio.
"El Cobre, el metal colorado, esta llamando a representar el principal papel en la minería, con el desarrollo de la electricidad, en el porvenir de Sonora,

cuyas montañas contienen diversidad de metales, ha entrado resueltamente a la comunión de los grandes productores de cobre y una de sus negociaciones, la Cananea sostiene con su enorme producción más de 20,000 almas.

Beneficia mas de mil toneladas diarias y se prepara para construir nuevos hornos y aumentar su maquinaria a objeto de duplicar su producción".
"En todas partes se descubren constantemente nuevos y ricos paninos de cobre que harán de Sonora el mas importante productor de cobre en la república."

 

Fragmentos del trabajo titulado "calendario minero de las buenas nuevas en Sonora, 1873-1903 por Mayo Murrieta Saldivar, Recopilación de las Noticias Publicadas en "El Minero Mexicano"
A cien años de distancia de esas noticias, pensamos que se trato de una gran visión de futuro o quizás de una profecía como de conceptuaba antiguamente.


Muy distinguidos miembros de la Sociedad Sonorense de Historia, Señoras y Señores: Cuando se me concedió el honor de participar a lado de tan distinguidas personalidades para comentar algunos aspectos del excelente compendio de trabajos del X Simposio de Historia Regional con el tema "Sonora Cuatro siglos de minería", no me imagine la gran riqueza de antecedentes históricos de carácter político, social y económico que ha vivido Sonora a raíz del desarrollo de una actividad que en la actualidad algunas personas y grupos satanizan, sin conocer su historia.


No deseo partir de una impertinencia, al no darle valor a cada uno de los trabajos, pues cada uno representa un gran esfuerzo que hay que admirar. Por eso vaya nuestro mas amplio reconocimiento a todos los autores de hoy y de ayer y a los coordinadores de esta excelente edición. Seria sumamente extenso hacer comentarios sobre todos los temas, mejor adquieran el documento y fórmense su propia opinión, realmente vale la pena.


Guillermo Salas y Saturnino Samaniego inician mencionando las rocas mas antiguas que podemos encontrar en nuestro estado y que son mas antiguas que podemos encontrar en nuestro estado y que son de entre 1700 y 1800 millones de antigüedad y que estas a su vez son la evidencia de las rocas mas antiguas hacia el sur de América del Norte.


En un viaje a través de las diferentes eras geológicas y porque no a la velocidad de la luz nos transporte a la era paleozoica aproximadamente 570 millones de años que es donde se inicia la actividad biológica en los mares.
A principios del mesozoico hace 200 millones de años dicen Salas y Samaniego, se depositaron una potente secuencia de areniscas con intercalaciones de lutitas y carbón, provenientes de la gran cantidad de materia vegetal y arboles que acarreaban los ríos antiguos a zonas lacustres.alt


Mas recientemente aun, 66 millones de años en el cenozoico, definido como La era de la nueva vida y que se extendía hasta nuestros días, dando formación a gran parte de las montañas del país, entre ellas la sierra madre occidental y el eje neovolcanico que va de Jalisco a Veracruz, así como el inicio de formación del Golfo de California y finalmente el surgimiento del hombre. Porque hago mención de todo lo anterior, sencillamente para que comprendamos lo inmensamente pequeños que somos como humanidad ante el paso del tiempo y la historia de nuestra madre tierra.


"Cualquiera de nosotros pensaría que en la época prehispánica el oro y la plata, serian en el norte metales conocidos, pero no fue así" nos dice Júpiter Martínez en su trabajo: el comercio prehispánico de la Turquesa en el Norte de México, el mineral que creo todo su sistema de explotación minera, fue sin duda alguna la turquesa.
Sin embargo en los sitios arqueológicos más grandes de Sonora La Playa y el Cerro de Trincheras, en el municipio de Trincheras, no existe evidencia importante de objeto de Turquesa, siendo Sonora zona de cruce de comercio entre el sureste de los Estados Unidos y resto de México, debemos recordar que es esa época no existía la división geográfica que tenemos hoy.


A Júpiter Martínez le queda una incógnita y es porque a la gente del desierto de Sonora nunca intereso en los ornamentos de turquesa pues la belleza de este mineral es indudable. Menciona varios modelos para explicar los fenómenos de comercio e intercambio concluyendo que con estos modelos "Se puede generar una nueva interpretación sobre la vida de las rutas de comercio hacia el sur, la cual debió haberse llevado a cabo por toda la Sierra Madre Occidental contrariamente a lo que se piensa que el hombre escoge caminos planos para andar, pues el quizás prefiera el buen clima y la abundancia de agua".


Como comentario final resalta: "de cómo a través del tiempo, van cambiando los parámetros para determinar cuando es algo de valor, pues como se observa (continuas Martínez), el valor que se dio a la turquesa por los indígenas fue causa de frustración enojo y muerte para los explotadores españoles que desafiaron el norte en busca de las ciudades de Cibola y Quivira, que según las leyendas debieron haber estado construida totalmente de oro".
Julio César Montané en su trabajo Panimo Mineral: La minería Colonial en Sonora., nos dice que "No siempre las noticias son positivas sobre las supuestas riquezas de Sonora; a veces son mas bien vagas, tal y como sucede en el relato de Alvar Nuñez cabeza de vaca de 1536.

Cabeza de vaca y sus compañeros de viva voz le ponderaban riquezas minerales al virrey con tal convicción que a todos puso los pies en pólvora tras su búsqueda. Si era mentiroso como dice Julio Cesar Montané alguna evidencia tuvo para narrar toda esa historia que a la postre viene a demostrar porque Sonora en la actualidad esta posicionada en el primer lugar de producción minera.


Mas adelante menciona Baltazar Obregon el primer historiador mexicano que relata que al norte del río el fuerte se separo Francisco de Ibarra con unos soldados para ir en busca de minerales. Siendo esta la primera noticia precisa menciona Montané; de que los españoles buscaban minas, estamos a mediados de 1500.alt


La explosión de los indios por los españoles en otro de sus apuntes dice Montané, "la minería representa un trabajo muy terrible para los indios, quizás no el único, era mal pagado pero además no siempre se les pagaba lo debido, frecuentemente se les engañaba". Ya había corrupción pues, "concluidos con las autoridades se negaban a pagarles o les daba en vez de pago un cuchillo por ejemplo, que valía un tomin por una semana de trabajo. En las minas morían muchos indios por los trabajos en que no se observa moderación por parte de los españoles".


Concluye Montané, que la minería colonial en Sonora esta por investigarse porque algunos informes sostenían la exagerada abundancia de minerales, por una parte y por otra se señalaba que los asaltos de los indios impedían laborar en las minas informes evidentemente exagerados que han dado una visión equivocada, pues no es tanta la riqueza y si se desarrolla la minería en la colonia trabajándose diversas minas como lo demuestra en diversas fechas.
"Cuando se escucha algún relato sobre los inicios de una nueva mina, siempre con una buena dosis de imaginación, cual debe de ser, pensamos en un grupo de hombres con un gran espíritu de la aventura, una voluntad ferrea y una esperanza sin limites, en ocasiones buscando por las serranías las vetas de minerales, en otros casos trabajando llenos de sudor y polvo dentro de un tiro o en los terrenos junto a la bocamina y armados siempre con sus picos marros y palas".


Así inicia César Armando Quijada su trabajo; un real de minas del siglo XVII en Sonora, "con la imagen del anonimato que siempre acompaña a los mineros como un reconocimiento a su labor en el crisol de las historias sonorenses".
En verdad que bellas palabras y que justo reconocimiento para quienes siempre hemos estado ligados a esta actividad, porque aun con toda la tecnología moderna por delante, el esfuerzo y el trabajo será siempre arduo, riesgoso y no siempre exitoso. Gracias por ese gran estimulo.alt


Nos dice Quijada como se funda un real de minas: "a partir de poblados de poblados ya existentes, de donde partían pequeños grupos de exploradores en la mayoría de las ocasiones mandados por los propios capitanes españoles para la búsqueda y localización de yacimientos minerales". Continua, "una vez descubiertos se formaba un campamento en el lugar del hallazgo.

Cercanos a los yacimientos los conquistadores establecieron fortificaciones y campos militares que también se les conoció con el nombre de reales". Menciona que para evitar la confusión entre un poblado minero y uno militar se le llamó al primero "real de minas" que se refería a aquel lugar donde vivían mineros aunque no hubiera militares en las cercanías.


Es muy probable dice, que de esta manera fuera la fundación del real de minas de San Juan Bautista de Sonora, alrededor de la década de los años cincuenta del siglo XVII, de los primeros reales de minas de Sonora ubicado actualmente en el municipio de Cumpas, un sitio arqueológico y de gran importancia histórica para Sonora, nos dice Quijada y que esta doblemente registrado por el Instituto Nacional de Antropología E Historia para que la Ley Federal de zonas y monumentos arqueológicos, históricos y artísticos de 1972 lo proteja y evite su destrucción, continua, afortunadamente el deterioro que sufre actualmente es mínimo pues solamente es usado como un potrero de pastoreo.


Finaliza Quijada, la fama de la riqueza de este real de minas llego hasta el viejo continente especialmente a Inglaterra, siendo el coronel Bourne comisionado para conocer la riqueza minera de San Juan Bautista de Sonora proporcionando un buen testimonio de la importancia argentifera que aun debe existir dice Quijada pues se sabe que en los últimos tiempos, geólogos y compañías mineras han hecho estudios, por algo será, termina.
Su visión como lo expone Quijada, es una visión panorámica de lo que sucedía en este centro minero entre 1657 y 1708, ya que a principios de 1750, San Juan Bautista contribuyo con sus ultimas familias a incrementar en numero de habitantes del entonces joven poblado de San Miguel de Horcasitas, que aun figura en nuestra geografía, solo quedando el recurso de San Juan Bautista de haber sido un poblado importante del siglo XVII al igual que la riqueza de sus mineros.


Otro gran historiador e investigador como lo es don Armando Quijada nos menciona en sus apuntes sobre minería en Sonora 1821-1841. Que existen testimonios de que tanto los realistas como los insurgentes se preocuparon porque no se entorpeciera la actividad minera en el país durante la revolución de independencia; sin embargo nos dice, las propias luchas motivaron la ausencia de capitales, la carencia y altos costos de los materiales necesarios para el laboreo y beneficio en las minas por lo que, muchas de ellas fueron abandonadas y las que continuaron trabajándose tuvieron que enfrentar otros inconvenientes, como la inseguridad en el transporte de sus productos, la falta de una industria nacional consumidora, numerosas prohibiciones y los pesados impuestos.alt


Los factores políticos y sociales finalizada don Armando en sus apuntes de la actividad minera en Sonora, hace muchas décadas que desaparecieron, pero aquí quiero comentar que aparecen otros que en la actualidad frenan y desestimulan la actividad minera como sol las altas regulaciones ambientales, la tendencia de la tierra y la falta de apoyo de las autoridades principales de las federales, coincidieron en que los factores económicos aun persisten teniendo una gran dependencia de los capitales extranjeros.


Algo que mucha gente desconoce es la participación masiva de los sonorenses en la fiebre del oro en California, como nos dice Lawrence Douglas Taylor Hansen en su trabajo; los sonorenses en la fiebre de oro de California. La migración de los mineros sonorenses a California, constituyo quizás el primer movimiento transfronterizo de gente entre México y los Estados Unidos.


Lo que en nuestros días se da como un "resurgimiento del Viejo espíritu del Nativismo estadounidense, como parte de las discusiones y controversias, en torno a la creciente inmigración de mexicanos a aquella región en muchos casos de manera ilegal ha creado una nueva ola de xenofobia antimexicana cuyas raíces se remontan a la época de la formación del estado californiano particularmente el periodo de la fiebre de oro, cuando la primera ola de inmigrantes mexicanos, muchos de ellos procedentes de Sonora, penetraron as la región, nos comenta Lawrence Douglas.


Estos antecedentes se remontan a marzo de 1842, cuando se descubrió un yacimiento de oro a 60 kms. Al noroeste de los Angeles, este descubrimiento dio lugar a la primera fiebre de oro de California, un testigo de la época aseveraba que en las minas se encontraban principalmente sonorenses, quienes estaban acostumbrados a trabajar en los placeres, de tal forma que los sonorenses tuvieron una participación destacada en el siguiente descubrimiento significativo de oro en California que se inicio en 1848 a raíz de que un viejo minero sonorense (no menciona el nombre) extrae oro de un banco de grava del río americano siendo James W. Marshall quien lo hizo famoso.alt


Los sonorense dejaron una huella importante en la historia de la fiebre del oro en California, así concluye Douglas su interesante trabajo, "no solo constituyeron uno de los grupos de mineros que tuvieron mas éxito en las minas sino que también transmitieron algunos de sus conocimientos de la minería a los trabajadores de otros grupos étnicos, y de esta manera, ayudaron a establecer la primera base económica de la región bajo el dominio estadounidense".


Finaliza; "El hecho de que los colonos anglos no reconocieron la contribución de estos inmigrantes al desarrollo y prosperidad del estado, permanece como una injusticia histórica en espera de ser corregida por sus descendientes". Esperemos que alguna día se haga.
El maestro e investigador Juan Manuel Romero Gil analiza minuciosamente un periodo de treinta años que significaron para la minería del noroeste un proceso de alzas y bajas en lo que a su actividad y producción se refiere: "eventos políticos locales y nacionales y otros de índole económica principalmente debido a factores externos mantienen un permanente estado de estancamiento aunque en etapas cortas hay señales de despegue y modernización".


Llama a su trabajo; Los años difíciles de la minería regional: tradición y modernidad en el periodo 1850-1880. Hace énfasis en un recuento de sus características técnicas del desarrollo de la minería regional, los motivos de inversión, naturaleza de la propiedad y origen de sus capitales le queda claro a Romero Gil que la minería de la región genero prematuramente como el le dice "una dependencia con el capital norteamericano" coincidiendo con don Armando Quijada no solo en esa época sino hasta nuestros días, continua Romero

Termina Romero Gil sugiriendo un análisis de "los principales candados estructurales, tomando como eje de reflexión el proyecto que mueve a los actores sociales del noroeste: la relación entre colonización, minera y desarrollo económico." Un trabajo que conviene continuar.
En medio ambiente y minería su autor Donald Johnson dice que la fauna silvestre se ha reducido seriamente por causa de los mineros y gambusinos, de la llegada de los españoles a territorio sonorense y su aportación a la minería en otra escala.


En las conclusiones de su trabajo refiere que Sonora es un estado todavía muy mineralizado; que la mano de obra es mas barata que en otros lugares y que las leyes ecológicas no son muy estrictas, que por causa de la minería se ha pagado un alto costo ecológico en cuanto a la destrucción de los recursos naturales, renovables y contaminación ambiental solo puedo coincidir con el en que Sonora es un estado todavía muy mineralizado.


Carmen Pellat Sotomayor cronista municipal de Arizpe menciona en términos generales, que Don Juan Pedrazzini era un Suizo que llego a Sinoquipe en la década de los ochenta del siglo XIX, y después de trabajar como tenedor de libros y cajero en la empresa Santa María Mining Company, propietaria de nueve minas en la región de Siniquipe-Arizpe, y posteriormente de velador cuando la compañía se retiro por causa de los ataques de los apaches y la perdida de maquinaria que transportaban de Arizpe a la Mina, al ser arrastrada por el río Asunción, llego a ser el dueño de todas las minas que controlaba esa firma siendo una de las mas famosas la de las Chispas.alt


Pero no fue fácil para Pedrazzini, pues en aquel tiempo había que cuidarse mucho de los apaches a los que el llamaba "Hienas del Monte", no había carreteras como las de ahora para transportar los minerales, los víveres escaseaban y sus obreros le robaban.
Don Gustavo Adolfo Figueroa, cronista municipal de La Colorada con su tema: La Colorada y el Tigre aspectos Históricos, describe detalladamente las minas de La Colorada y la vida del mineral del Tigre en Nacozari, así como los problemas durante la revolución mexicana por la intromisión de diferentes tropas que saqueaban los pueblos mineros y también las minas.


La compañía consolidada de cobre de Cananea , S.A. bajo William Cornel Greene en los años antes de la histórica huelga, por Franz R. Wicker Ditsch comenta que, antes de la llegada de Greene a Cananea algunas minas de la región habían sido trabajadas por el general Ignacio Pesqueira sin embargo, fue hasta que Greene apareció en la zona a fines del siglo XIX cuando se empezó a dar una transformación acelerada en Cananea y en las minas que adquirió este estadounidense.


Sin duda Greene era un hombre ambicioso y emprendedor. Por su parte el autor dice que Greene era el principal prospectador, fundador original, director y principal accionista de la empresa. Si bien en 1858 el general, Pesqueira fundo el primer asentamiento humano en la región, en el lugar que actualmente se conoce como Cananea vieja, la llegada de Greene rebaso todas las expectativas de población. Así, el año de la huelga 1906 cuando Hermosillo tenia apenas 14,000 habitantes Cananea tenia ya 22,000 . el autor no se equivoca cuando menciona que en los primeros 6 años Cananea creció a mas de 20,000 habitantes.


También el autor se refiere a la línea ferrea que el empresario construyo en 1902 de Naco a Cananea y nos dice que junto con la compañía crecía también la ciudad. Antes de la huelga existían 2 pisos del palacio municipal, juzgados menores, telégrafos federales una moderna escuela mixta, un hospital civil, el famoso banco de Cananea, viviendas para los obreros y tiendas. Esto sin duda significo desarrollo.alt


En el tema: 1906: Cananea y sus Mineros, nos narra las altas y bajas de los minerales de Nacozari y Pilares, hasta la desaparición de este ultimo, el dolor de la gente al irse; el retorno y otra vez el éxodo obligado por el cierre de la empresa The Moctezuma Cooper Company. Ahí mismo en su mismo relato en el caso de Nacozari nos recuerda a nuestro Héroe Jesús García.


José Romulo Felix Gastelum en su trabajo: Aspectos de la Vida Cotidiana de los Mineros y Gambusinos de Sonora, siglos XVI al XX, inicia su trabajo diciendo que "la Historia de Sonora a partir del siglo XVII va de la mano de la minería de oro y plata".

Después se refiere a la difícil subsistencia de los minerales en esa época, debido a los peligros que representan los grupos indígenas hostiles y la escasez de herramientas adecuadas para las labores en las minas.
Señala que las facilidades otorgadas por Porfirio Díaz en 1876, generaron "una cascada de inversiones de Estados Unidos, Inglaterra y Alemania en gran parte de los rincones de Sonora donde había metales". De suerte que muchos de los campamentos mineros tradicionales se convirtieron en poblaciones estables y bien planificadas, diferentes completamente a los anteriores asentamientos.


Se refiere a la obra de Juan Luis Sariego titulada "persistencia y estrategia de administración de la pequeña minería en la sierra madre occidental", en la que dice que los pequeños mineros conforman un sector de mayor tradición histórica y son quizá el grupo mas numeroso entre los productores mineros de la sierra. Relegados al anonimato en las paginas de la historia oficial añade; fueron los Gambusinos, cateadores, buscones y, sobre todo, los indígenas los auténticos descubridores de la riqueza del subsuelo serrano.


Ricardo Aragón Pérez, nos relata, la vida escolar en los campos mineros de Sonora.- 1900-1910, relata desde la apertura de escuelas en los minerales, a principios del siglo XX. Como parte de una obligación que adquirían las empresas con el gobierno al recibir una concesión para explotar las riquezas mineras de Sonora, hasta el cierre de los planteles escolares con motivo de la crisis de los años posteriores, poco antes de la revolución mexicana, y la clausura de todos aquellos centros escolares que quedaban al inicio de la lucha armada.


Tres siglos de minería de San Javier, Sonora., por su autor reyes Arcadio Burboa Rendon, dice que desde 1767 existía en San Javier un Pueblo minero que se llamaba Real de los Bronces.alt


Posteriormente se refiere a las minas que hay en la región: la Naguila, las Animas, las Goteras, el Tule, el Rosario, el Aliso, los Aguereños entre otras.
Insiste en la riqueza minera del municipio de San Javier, no solo en oro y plata, sino también en carbón y grafito, y considera que se necesitan empresarios solventes y con maquinaria apropiada para explotar las vastas riquezas de la zona.


Don Gilberto Escoboza Gamez, cronista de la ciudad de Hermosillo en su trabajo: Sonora, la minería ayer y hoy,. Recuerda los antiguos minerales de minas prietas y la colorada, y también los de la región de Alamos, cuyas vetas generaron riqueza durante 200 años.


No esta de acuerdo con que compañías mineras extranjeras sean las que exploten las riquezas minerales que hay en Sonora, y señala que los gobiernos estatal y federal deben colaborar en todo lo que sea posible para que la pequeña minería sea el refugio de quienes tienen vocación en esta actividad, porque esta genera mas empleos que las grandes empresas que traen maquinaria pesada y arrasan las montañas sin dejar nada a los futuros mineros que trabajan en forma personal.

En este sentido, creo que la minería da para todos y cada mina tiene su propia escala y querámoslo o no la inversión extranjera es necesaria. Se refiere a las minas de la trinidad y el mal trato que se dio a los obreros cuando estas eran trabajadas, así como a los lamentables sucesos ocurridos en Cananea en 1906.


Don Angel Encinas Blanco nos habla de Curiosidades y Anécdotas sobre la Minería Sonorense, el autor refiere algunas anécdotas relacionadas con la minería, y también nos dice que nacatabori fue la primera mina que se trabajo en la provincia de Sonora en el año de 1647, poco tiempo después de la llegada del alcalde mayor de la nueva Andalucía, don Pedro de Perea, quien se asentó en Tuape, municipio de Opodepe, junto con un grupo de colonos y jesuitas. Al año siguiente iniciaron también la explotación de las minas Santiago y San Pedro de los Reyes, todas estas ubicadas en las cercanías de Tuape.

COMENTARIO FINAL.-


Considero que este trabajo es un esfuerzo loable porque los autores consignan los sucesos mas importantes ocurridos en la minería sonorense desde mediados del siglo XVII hasta nuestros días, sin dejar prácticamente nada en el tintero y muchos de ellos resaltan la gran labor de los mineros como principio del desarrollo y población de diferentes lugares que sin esta actividad no se habría logrado.

F E L I C I D A D E S.

 

NET & COMPUTER SYSTEMS